fbpx

11 consejos para cuidar tus neumáticos y que duren más

Dedicarle tiempo a observar con detenimiento y cuidar los neumáticos aumenta nuestra seguridad, alarga su vida útil – y con ello menos gasto y una menor generación de residuos – y ahorra combustible. Si quieres aprender cómo hacerlo, te proponemos los siguientes 11 consejos, extraídos de la información oficial de los principales fabricantes:

 

Consejo 1. Seleccionar los neumáticos adecuados al vehículo

Cada coche lleva los neumáticos que le encajan por sus características; en caso de duda, consultarlo en nuestro taller de confianza. Se recomienda una marca conocida: como dice el refrán, lo barato sale caro, de manera que esos neumáticos que se venden de fabricantes desconocidos ofrecen un precio muy bajo pero no van a tener la misma vida útil ni prestaciones.

 

Consejo 2. Hinchar los neumáticos una vez al mes a su presión correcta

Se recomienda hinchar los neumáticos una vez al mes, y antes de un viaje largo. Circular con la presión adecuada reduce el riesgo de dañar los neumáticos, aumenta su vida útil, y ahorra combustible. Lo ideal es hacerlo con los neumáticos fríos (que no hayan circulado más de 4 kilómetros a baja velocidad) y si se comprueba en caliente hay que añadir 0,3 bar a la presión recomendada. La información sobre la presión no aparece en los neumáticos, sino en el manual de usuario del vehículo, o en el lateral de la puerta del conductor, o en el interior de la tapa del depósito de carburante.

 

Consejo 3. Comprobar con regularidad el desgaste y profundidad de los neumáticos

Para garantizar el máximo agarre y tracción, los neumáticos no deben superar el límite de 1,6 mm de profundidad de la “escultura”, el dibujo de la rueda. Para ello hay que examinar los indicadores de desgaste que suelen venir en las bandas de rodadura. En este vídeo se explica:

 

Consejo 4. Realizar una conducción prudente

Conducir sin acelerones ni frenadas bruscas, a una velocidad adecuada, sin cargar en exceso el vehículo, evitando golpes, roces en bordillos y subidas a aceras (y si no queda otra lo más despacio posible) además de cuidar los neumáticos reduce el consumo del combustible.

 

Consejo 5. Mover el vehículo si está mucho tiempo estacionado

Si solemos estacionar el coche por largas temporadas se recomienda moverlo al menos cada dos semanas. De esta manera no solo se contribuye a tener en buen estado el vehículo, sino que la zona de la cubierta en contacto con el suelo no sea siempre la misma y no se vicie.

 

Consejo 6. Proteger el vehículo de las condiciones extremas

Estacionar el vehículo en un lugar protegido del agua, el frío o el calor contribuirá a alargar la vida útil del neumático. También es conveniente limpiar el barro y la suciedad que pudiera tener.

 

Consejo 7. Cambiar el neumático cuando sea necesario

La vida útil de un neumático depende de diversas variables, por lo que no puede darse un tiempo concreto. En todo caso, se recomienda pasar por el taller al menos una vez al año – se puede hacer coincidir con la revisión rutinaria – cuando cumplan cinco años. Y habría que cambiarlos pasados los diez años de su fecha de fabricación (que se indican en el propio neumático), aunque parezcan estar en buen estado. Este vídeo explica cómo saber la fecha de fabricación:

 

 

Consejo 8. Cuidar las válvulas y tapones

Las válvulas y los tapones mantienen la estanqueidad y la presión correcta del neumático, además de alejar el polvo y la suciedad de su interior. Por ello es importante garantizar su buen estado.

 

Consejo 9. Realizar el equilibrado y alineación de las ruedas

El equilibrado y alineación de las ruedas reduce el desgaste prematuro de los neumáticos y elimina las vibraciones, además de proteger la suspensión, dirección y transmisión del vehículo. Si notamos zonas de desgaste desigual en los neumáticos, o que el vehículo vibra, habría que llevarlo al taller para poner a punto dichos elementos.

 

Consejo 10. Rotar las ruedas

Dado que los neumáticos traseros y delanteros no se desgastan por igual, se recomienda rotarlos, idealmente entre cada 12.000 km o cada seis meses. Aunque se recomienda hacerlo en un taller profesional, un manitas también puede hacerlo, como explica este vídeo:

 

 

Consejo 11. Reparar los neumáticos con un profesional

 Si se ha dañado algún neumático, es fundamental llevarlo a un servicio técnico profesional para que lo desmonte e inspeccione con garantías.