Apadrina un neumático

La Fundación Renault ha puesto en marcha una campaña de sensibilización en la que niños y adultos de todas las edades pueden contribuir a dar una segunda vida a cientos de neumáticos fuera de uso. “Es el momento de dejar huella y crear, entre todos, un futuro sostenible y un presente responsable”, aseguran los autores del proyecto ¿Te animas a apadrinar un neumático?

Con un gesto tan sencillo como ponerle nombre a un neumático en la página web www.neumaticosquedejanhuella.es comienza un proceso que concluye con la construcción de un parque infantil sostenible. “Nos hemos propuesto reutilizar neumáticos usados para construir parques infantiles en aquellos lugares donde más se necesitan, pero, al mismo tiempo, queremos concienciar a la mayor cantidad de personas posibles de que las ruedas de caucho que ya no usamos pueden tener una segunda vida”, afirman los responsables de esta iniciativa de la Fundación Renault para la Movilidad Sostenible que cuenta con la colaboración de dos expertos en reciclaje y tecnología como son Basurama y Creática.

Así surge Neumáticos que dejan huella que ya ha conseguido dar una segunda vida a los primeros neumáticos del proyecto en el parque infantil del Colegio Maestro Rodrigo de Aranjuez. “Este colegio no contaba con ninguna zona de juegos para sus alumnos y el pasado mes de junio se convirtió en el primer centro educativo de España en tener un parque infantil con columpios construidos a base de neumáticos”, señala la compañía.

Este centro, que no contaba hasta este verano con ninguna zona de juegos para sus alumnos, ha acogido con gran entusiasmo la iniciativa, lo que le ha llevado incluso a poner en marcha una línea educativa específica en la que utilizan el juego como herramienta de concienciación energética. “En las Escuelas sostenibles no nos conformamos solamente con transmitir conocimientos e ideas, sino que además las ponemos en práctica”, comenta el director del centro, Javier Pariente, tras recordar que son precisamente los niños “la fuerza de cambio más poderosa de esta sociedad”.

El parque cuenta con una zona de sombra para el descanso, una divertida tirolina, unos túneles, un coche, un columpio y una cápsula sonora. Todo ello construido con neumáticos y otros materiales reutilizados.

Además, el parque del Colegio Maestro Rodrigo, que ha sido bautizado con el nombre de “Cecilia”, aprovecha los juegos de los niños para producir energías limpias. Los columpios cuentan con un alternador que transforma la energía cinética en energía eléctrica para mantener el riego de la instalación. Por su parte, la zona de sombra dispone de un panel solar que alimenta el hilo musical de la cápsula sonora.

Con la puesta en marcha de este original parque, Renault pretende concienciar a la sociedad sobre los valores de sostenibilidad y reutilización de residuos. En la web del proyecto se invita a nuevos usuarios a poner nombre a muchos más neumáticos para construir parques infantiles en otros sitios que dejaran huella.

Deja un comentario