fbpx

Así es el Festival de cine de medio ambiente más antiguo del mundo (y se hace en Barcelona)

El festival de cine de medio ambiente más antiguo del mundo se celebra en Barcelona y este año cumple 25 años. El FICMA proyectará del 2 al 9 de noviembre más de 120 trabajos audiovisuales de unos 40 países, desde los producidos por actores famosos como Natalie Portman o Pierce Brosnan a las pequeñas producciones. Todos ellos tienen el mismo objetivo: “no quedarnos solo en la catástrofe y ofrecer soluciones que ya se plantean en algún lugar del mundo”, asegura su presidente, Claudio Lauria.

La basura de plástico en nuestros océanos, el cambio climático, la caza ilegal de animales, la deforestación, los derechos humanos, las energías renovables, la alimentación… son algunos de los temas que tratan los más de 120 documentales que se proyectarán en el FICMA de este año. El Festival Internacional de Cine de Medio Ambiente celebra su 25 aniversario como el primero del mundo en su género, y con la misma ilusión que cuando se puso en marcha. “En aquella época era muy difícil encontrar producciones, y queríamos poner en su sitio al género de los documentales, que se confunde con el de los reportajes”, explica Claudio Lauria, Presidente del FICMA.

Proyecciones

La situación ha cambiado, y a lo largo de estos años el público ha aumentado su interés por los documentales de medio ambiente, sostiene Lauria. En su opinión, “las cosas han mejorado mucho. Evidentemente hay que hacer más cosas, pero no hay que ser catastrofista. A diario hay mucha gente haciendo muchas cosas positivas, pero solo sale lo negativo. Es bueno que reflexionemos y cambiemos de actitud”.

Los trabajos, que se podrán ver entre el 2 y el 9 de noviembre en la ciudad condal, son muy diversos. Se estrenan en Europa, entre otros, filmes como “Eating Animals”, producido y narrado por la actriz Natalie Portman, que cuestiona la ética de la agricultura industrial; “Poisoning Paradise”, producido por el actor Pierce Brosnan, que trata sobre los tóxicos en la agricultura, o “Sharkwater Extinction” del recientemente fallecido Rob Stewart, a quien se rendirá tributo con el “Sol de Oro Especial del Festival”, y que denuncia la brutal industria de las aletas de tiburón.

Además de las producciones de actores famosos o de los referentes del sector, el festival abre una ventana para dar a conocer todo tipo de contenidos, situaciones y perspectivas de productores de otros países (estarán representados unos 40). Ahí está también la esencia del FICMA. Como explica Claudio Lauria, “hemos demolido a lo largo de estos años, junto a la gente del sector, que se asocie ecología y medio ambiente. El medio ambiente es contaminación, renovables, etc., pero también música, cultura, derechos humanos, y no quedarnos solo en la denuncia o en la catástrofe, sino también en las soluciones y alternativas que ya plantean en algún lugar del mundo, desde Kazajstán a Ecuador, para enviar un mensaje de esperanza”.

Diez documentales de otros tantos países producidos en el último año competirán por el mayor galardón del FICMA, el “Sol de Oro”, con temas como el cambio climático, los desastres naturales o la pesca ilegal. El Festival cuenta además con diversas secciones, entre la que destaca la Premiere, y por la que pasarán trabajos como “Happening”, de James Redford, que muestra la revolución de la energía limpia; “Albatross”, un poético y emotivo documental que muestra cómo los albatros de Laysan, en Hawái, mueren por la ingesta de basura de plástico; o “Jane”, el multi-premiado documental de National Geographic sobre la vida de la famosa primatóloga inglesa Jane Goodall.

 

25 Aniversario

El esfuerzo, ilusión y voluntarismo de los responsables del FICMA es otra de sus señas de identidad que explican cómo ha podido llegar a su 25 cumpleaños, y los que le quedan. Como señala su presidente: “Las instituciones ponen cada vez menos dinero, si bien contamos también con el apoyo de diversas empresas. Pero lo importante es continuar. Me quedo con las experiencias bonitas que hemos compartido, para quejarnos menos y hacer más”.

Los amantes del género disfrutarán también del resto de las secciones del FICMA: Planeta, que consta de 20 documentales informativos y didácticos; Miradas, con 30 cortometrajes de ficción, 11 de ellos animados; Petit Ficma, dedicada a la infancia, la juventud y las familias; y Ficma-Pro, destinado al público profesional.

Además de las proyecciones en el propio festival, los responsables del FICMA realizan una gira por diez ciudades de España con el apoyo de El Corte Inglés, y ponen a disposición de la comunidad educativa los materiales audiovisuales del festival. Según Lauria, más de 4.000 centros educativos en toda España los utilizan para realizar educación ambiental en las aulas.