DIY

Cómo hacer una maceta con forma de cisne

¡Un cisne en tu jardín! Transforma un neumático de moto usado en una original maceta con forma de cisne para poner tu planta favorita. ¡Ojo al paso a paso!

¿Qué necesitas?

MATERIALES: Neumático reciclado, listón de madera, tornillos, pintura.

HERRAMIENTAS: Sierra de calar, cúter, taladro, cepillo, paletina, pincel, rotulador.

Paso 1: Marca y corta el neumático

Empieza cortando la goma del neumático para crear el cuello y la cabeza del cisne. Busca un rotulador de un color que contraste con el de la rueda y dibuja una franja ancha en el centro, recorriendo en horizontal una de las mitades del neumático. En uno de sus extremos, marca una forma triangular u ovalada para crear el pico del cisne.

Cuando lo tengas, corta la goma con la ayuda de un cúter o una sierra de calar. Ten en cuenta que, si utilizas un neumático trasero de moto como en este caso, te puedes encontrar hilos metálicos en el centro de la estructura de la goma. Trata de evitarlos.

Empieza a cortar por el extremo en el que hayas dibujado el pico y recorre las líneas hasta llegar hasta el final de la franja, que debe quedar unido al neumático. 

La parte de neumático que queda a ambos lados del cuello serán las alas del cisne.

Paso 2: Da la vuelta al neumático

Una vez que hayas cortado el cuello del cisne, dale la vuelta al neumático. De esta manera, la superficie quedará más lisa y ensancharás el hueco en el que vas a plantar. 

Para hacerlo, pon la rueda sobre el suelo y ayúdate pisando la goma para trabajar con más facilidad. No le des la vuelta a la parte de las alas -las dos partes a los lados del cuello-, que deben quedar hacia el exterior.

Paso 3: Fija un listón de madera tras el cuello

Es el momento de darle forma al cuello y la cabeza del cisne. La idea es que el cuello quede recto y estable y la cabeza, la última parte de la franja de la goma que has cortado, cuelgue por delante, imitando la característica curva del cuello del cisne.

Para conseguir esta forma, tienes que estabilizar el cuello con la ayuda de un listón de madera. Mide la parte que quieres que quede erguida -depende de si quieres que la cabeza sea más grande o más pequeña- y corta una pieza de madera con esa longitud y el mismo ancho. Después, fíjala a la parte interior de la figura con la ayuda de un taladro y unos tornillos.

Paso 4: Pinta el neumático

Tras acabar la estructura de tu nueva maceta, toca pintar. Antes de hacerlo, como siempre que debes hacer cuando trabajes con neumáticos, limpia bien la superficie de la goma con un cepillo de cerdas duras para eliminar el polvo o posibles restos de grasa. Cuando lo hayas hecho, usa una paletina y una pintura blanca con buena cubrición -un esmalte al agua o un poco de pintura a la tiza te pueden servir- para pintar por completo la estructura del cisne y deja secar.

Paso 5: Pinta los detalles

¡Hora de darle vida al cisne! Con la ayuda de un pincel y pintura naranja y negra, decora el pico de la figura y deja secar.

Paso 6: Coloca las plantas

Cuando toda la pintura esté seca, saca la figura al exterior de casa. Coloca el cisne en el lugar que quieras y, con la ayuda de una pala, vierte sustrato en la parte inferior de la figura. Después, trasplanta tus plantas favoritas y riega con agua abundante.

¡Maceta lista! Este cisne es original, práctico y está hecho con materiales reciclados, así que merece tener un hueco en tu jardín. ¿Qué te parece el resultado?

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *