fbpx

Distancia T un metro y medio para mejorar la seguridad y la convivencia entre coches y bicicletas

Recorrida prácticamente media España y a punto de afrontar las últimas etapas, es muy posible que los aficionados al ciclismo que sigan La Vuelta por las retransmisiones televisivas estén familiarizados con la campaña Distancia T de concienciación sobre la seguridad vial. Y el público asistente in situ, en las salidas o en puntos estratégicos del recorrido del pelotón, también puede ver la imagen de esta iniciativa de Continental en el control de firmas y en los arcos situados a un 1,5 kilómetro de la salida y la llegada a meta. Una campaña especialmente enfocada a potenciar las buenas prácticas y la convivencia de los conductores de vehículos a motor y los ciclistas en las carreteras.

Distancia T alude, precisamente, a la distancia de seguridad que han de mantener los conductores al adelantar a ciclistas en carretera: un metro y medio, 1,5. Y con esta campaña Continental, inicia su andadura como patrocinador de la carrera, pero también «queremos aportar un mensaje que suponga y aporte algo más allá del patrocinio, -expresa Jorge Cajal, director de Marketing de Continental España-. Hemos empezado por esa idea porque la distancia del metro y medio es el mínimo imprescindible para tener una movilidad más segura y porque sabemos que hoy día la seguridad en la convivencia entre ciclistas y automovilistas en carretera es algo que todos podemos mejorar y que reflexionando e incorporando mejores hábitos de conducta al volante ya se avanza».

No es una novedad que en el tráfico, ya sea por carretera como urbano, los ciclistas son un colectivo vulnerable y así los define la DGT, junto con los peatones y los motoristas. De hecho, entre los tres, representan el 46 por ciento de los fallecidos en accidentes de tráfico en 2017.

Además, según el informe de la DGT Las principales cifras de la siniestralidad de los ciclistas en España. 2016, en el 73 por ciento de los accidentes en los que está implicada una bicicleta también lo está otro vehículo o un peatón. Otro dato más de este informe: la mayor parte de los accidentes en los que las víctimas fueron ciclistas y estaba implicado un tercero, este era un turismo. Y en estos accidentes, ese mismo año, se produjeron 3.822 víctimas que suponen el 49 por ciento de los casos.

De manera que puede decirse que, en materia de concienciación, queda camino por recorrer, que es bien necesaria y que quizá, por ser la parte más fuerte, corresponde una aportación mayor a los automovilistas «Efectivamente. Por la parte de los ciclistas se pueden concienciar más; pero los conductores tienen que reflexionar aun bastante sobre los mejores hábitos de conducta al volante. Además, frecuentemente cuando uno es ciclista también es conductor y esa doble condición puede servir para concienciarse y mejorar sus hábitos de conducta tanto al volante como a los mandos de la bicicleta».

En cualquier caso, tal y como afirma Cajal, «nuestro camino en este ámbito no va tanto por la competición como por la seguridad y aportamos tecnología para ello, no solo neumáticos; somos los primeros que decimos que la tecnología de los automóviles ha mejorado mucho, y el 90 por ciento de los accidentes ocurren por un factor humano. Evidentemente, esta cifra va a subir porque los fallos por la tecnología se reducirán. Por eso hay que evangelizar mucho con la mejora de los hábitos».

Cajal es rotundo al afirmar que «también hay que hablar de movilidad, no se trata del ciclista por un lado y el conductor por otro, sino de una movilidad en la que están todos implicados, de la convivencia en la movilidad. Es totalmente necesario».

«Por eso, -continua-, aunque ahora hablamos más de carretera como punto clave para la concienciación, se trata de que todos en cualquier momento y situación sepan utilizar una bicicleta o un coche. Y hemos empezado por enfatizar lo de la distancia de un metro y medio, porque consideramos que es el mínimo imprescindible para que empecemos a tener una movilidad más segura».

La iniciativa Distancia T no se plantea como algo para un par de meses, o para el tiempo que dure La Vuelta, sino que «pensamos en el largo plazo. De hecho, esta campaña se incluye dentro de otra a nivel global de Continental, Vision Zero, con la que la compañía quiere aportar tanto la tecnología como la concienciación, para llegar a un futuro de cero muertes en carretera, en un primer paso; cero lesiones, en un segundo; y cero accidentes en carretera, en un tercero. Ahora suena utópico, claro, pero es nuestro objetivo mundial. Distancia T es la parte relacionada con el ciclista».

Simultáneamente a las acciones para dar visibilidad a Distancia T en La Vuelta, la iniciativa tiene otro eje de acción en una plataforma web del mismo nombre lanzada hace un par de meses «en los que incluimos contenidos relacionados con la seguridad tanto para los ciclistas como para los conductores en relación los ciclistas. Cada uno tiene su propia sección y se trata de incluir en ella consejos y contenidos que a todo el mundo le puedan ser útiles, con el objetivo de mejorar la movilidad y la convivencia entre unos y otros. Cosas que, incluso, muchas veces podemos saber ya, pero que, al verlas ahí, con videos o ilustraciones, nos pueden llamar más la atención. Por ejemplo, cómo funciona una glorieta, cómo y por qué abrir la puerta del conductor con la mano derecha… También cosas que los ciclistas tienen que ser conscientes de que tienen que hacer. Por ejemplo, igual que si bebes no conduzcas, pues si bebes no ruedes».

La cuestión, en definitiva, es que «sea útil para los ciclistas y para los conductores. E, incluso, que ellos mismos en el futuro puedan aportar sus propios consejos, cosas que puedan considerar interesante compartir con otros. Por eso, cualquiera que pueda ser un altavoz para Distancia T, y que se quiera comunicar con nosotros, por ejemplo, a través de las redes sociales -@DistanciaT en Twitter- para nosotros será mucho más que bienvenido».

De salida la página web ya cuenta con los consejos del exciclista Luis Pasamontes y del piloto Emilio de Villota, quienes han puesto su experiencia a disposición de los objetivos de la campaña.

Una vez terminada La Vuelta también habrá otras ocasiones para hacer acercar Distancia T a la actualidad «por, ejemplo, en la Semana de la Movilidad, del 16 al 22 de septiembre. También vamos a ir a algunas ferias y universidades para contar lo que es Visión Zero y Distancia T. De manera que siempre habrá ocasiones para nutrir la web».

Precisamente una preocupación especial es «la gente joven. El público en el que tenemos y queremos hacer especial hincapié son aquellos que están con sus primeras experiencias en la bicicleta, los que están todavía formándose sobre cómo tienen que introducirse en la carretera, los que se están sacando el carné de conducir».

Al final, hoy día casi todos podemos tener cerca de alguien que va en bicicleta, es conductor habitual y ha tenido algún pequeño percance, etc. Todas estas situaciones contribuyen a sensibilizar y eso es lo que buscamos. Conectar entre todos esas realidades y que seamos conscientes».

«Si a la gente les son útiles los consejos que iremos publicando en la web y llegan a variar o mejorar su conducta, al volante o sobre una bici, nosotros ya estaríamos más que satisfechos con la campaña y consideraríamos muy bien empleado el trabajo realizado».

Deja un comentario