fbpx

La polémica sobre los campos de césped artificial toca fondo en Estados Unidos

Balón sobre un campo de césped artificial

El uso del caucho reciclado en campos de fútbol de césped artificial vuelve a ser noticia en Estados Unidos después de dos años de controversia. Las autoridades norteamericanas han hecho un llamamiento a los legisladores locales y estatales para que “eviten sacar conclusiones precipitadas que no estén respaldadas por la ciencia” a la hora de evaluar la seguridad de los terrenos de juego artificiales rellenos con caucho reciclado.

La resolución, aprobada por unanimidad en el Consejo de Gobiernos Estatales de los Estados Unidos (el organismo federal que reúne a los gobiernos de los 50 estados miembros de la nación), pretende tranquilizar a la población sobre el uso de granulado de neumático en instalaciones deportivas y poner un poco de “sensatez” en toda esta polémica.

Durante su comparecencia en el principal organismo de representación territorial de los Estados Unidos, el senador de Minnesota, Jeremy Miller, señaló que “es imprescindible revisar cuidadosamente los hechos antes de tomar una decisión. La ciencia ha demostrado una y otra vez que las migas de neumático reciclado son una fuente segura para el césped artificial, por lo que podemos alentar a nuestros hijos a que hagan ejercicio y participen en actividades en este tipo de superficies”.

Campo de fútbol con césped artificialLa resolución ha sido recibida con entusiasmo en la industria norteamericana del reciclaje que lleva tiempo reclamando un “mayor rigor” en el debate sobre el uso del caucho reciclado en parques infantiles y terrenos de juego. El presidente del Instituto de Industrias del Reciclaje de Chatarra asegura que “actualmente hay más de 90 estudios científicos revisados por pares que demuestran que no hay riesgo para la salud de los deportistas que juegan en campos de césped artificial con caucho reciclado”. Y añade: “es fundamental que esta realidad sea ampliamente conocida por todos y se termine, de una vez por todas, con las conjeturas sin base científica”.

El pasado 12 de febrero de 2016 la Agencia para la Protección del Medio Ambiente (EPA en sus siglas inglesas) ponía en marcha el estudio de investigación más ambicioso de cuantos se hayan realizado hasta la fecha, con el objetivo de analizar la relación entre los neumáticos usados y las superficies de juego artificiales para averiguar si existe algún riesgo para el medio ambiente o la salud humana.

Uso de gránulos de caucho en césped artificialHasta la fecha no se han descrito problemas de salud relacionados con la exposición a la miga de neumáticos, pero el estudio continúa en la actualidad. El 2 de agosto de 2017 se aprobó una investigación adicional para seguir con el análisis de los granulados de neumático que proporcionará una mejor comprensión sobre los riesgos potenciales a los que están sometidos los deportistas en campos de hierba sintética. La industria del reciclado en Estados Unidos ha mostrado su apoyo al estudio, al mismo tiempo que ha solicitado la necesidad de conocer las conclusiones de la investigación lo antes posibles para acabar con una polémica que lleva demasiado tiempo afectando al reciclaje de neumáticos usados en aquel país.

Deja un comentario