Sin categoría

Un flotador de caucho para el verano

En este blog hablamos a menudo de reciclaje y multitud de maneras de reutilizar los neumáticos fuera de uso. Pues bien, como estamos en verano y todavía aprieta el calor, os traemos una propuesta de lo más refrescante: convertir un neumático de camión o de tractor en un flotador gigante para disfrutar del agua durante las vacaciones ¡Si tienes ganas de mojarte esta noticia te puede interesar!

 

Transformar una rueda de caucho en un flotador es una tarea más sencilla de lo que parece. No precisa de conocimientos específicos ni hacer alarde de unas habilidades especiales. Basta con extraer la cámara de aire de un neumático para obtener un flotador barato, ecológico y mucho más resistente que los convencionales fabricados a base de plásticos.

Pero cuidado, no todos los vehículos cuentan con cámara de aire. Sólo las bicicletas, así como la mayoría de motocicletas y vehículos de gran tamaño (autobuses, camiones y tractores) están equipados con este tipo de cámaras, que encontraremos usadas y a muy buen precio en desguaces, talleres de camiones y maquinaria agrícola. ¡Cuánto más grande más divertido!… pero sin pasarse: el tamaño de las ruedas delanteras de un tractor puede ser más que suficiente para pasar un día estupendo de playa o de piscina durante el verano, aunque este tipo de detalles los dejamos a vuestra elección.

A partir de ahí sólo queda proceder al inflado del flotador (tirando de pulmones, una bomba de mano o utilizando el compresor de una gasolinera) para comprobar el estado del caucho por si fuera necesario poner algún parche antes de lanzarlo al mar.

flotadores_piscina

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El resultado es un sencillo rosco de estilo retro, práctico y divertido, que se ha vuelto a poner de moda entre los más jóvenes. De hecho, en el mercado existe una oferta cada vez mayor de flotadores que imitan la estética, el tamaño y la resistencia de los neumáticos.

 

En definitiva, una gran oportunidad para comprobar lo fácil que resulta aprovechar los objetos y materiales que tenemos a nuestro alcance para pasarlo bien reciclando. No olvidemos que del uso que hagamos de los recursos naturales dependerá la sostenibilidad de nuestro planeta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *