Eureka, también con los neumáticos

La iniciativa Eureka ha concedido más de 1.000 millones de euros para cerca de 500 proyectos innovadores en los que participan más de 1.300 empresas y alrededor de 450 centros de investigación. Con estas cifras la presidencia española de la Red internacional de innovación Eureka, que entre julio de 2016 y junio de 2017 ha coordinado el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), organismo dependiente del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad (MEIC), ha alcanzado la cifra de proyectos de I+D más alta aprobada en una mandato de esta red con tres décadas de historia.

Cada país asume la financiación de sus entidades participantes. Eureka avala los proyectos aprobados mediante un ‘sello de calidad’ que, además de ser un elemento promocional y de reconocimiento del nivel tecnológico de la compañía promotora, la hace acreedora de una financiación pública.

Las empresas, universidades y centros tecnológicos y de investigación españoles han conseguido 105 millones de euros, más de un 9,7 % del total. De los más de 40 países que actualmente forman la Red Eureka, España se consolida como tercer país más activo en generación de proyectos (con un total de 121), por detrás de Alemania y Holanda.

Desde su creación en 1985, España ha mantenido una relación muy especial con Eureka. Desde 2001 las entidades españolas han conseguido cerca de 1.100 proyectos, con inversiones superiores a los 1.200 millones de euros. Los sectores más activos, si bien se aceptan todas las temáticas, han sido: Fabricación Industrial, Material y Transporte; Electrónica, Tecnología y Telecomunicaciones; Agricultura y Recursos Marinos; Tecnología Agroalimentaria y Ciencias de la Vida.

Además, Eureka se confirma como una herramienta muy cercana a las pymes españolas (son las que han participado en mayor número, con un total de 1.309) y con una alta tasa de éxito, ya que cerca del 80% de los proyectos presentados reciben el sello Eureka. Este sello certifica internacionalmente el nivel tecnológico del proyecto y abre las puertas a una ventajosa financiación pública por parte del CDTI, en el caso de España, y de los organismos homólogos, en el resto de países.

Son muchos los casos de éxito protagonizados por empresas españolas. Entre los más recientes: Epileth, un nuevo fármaco para la cura de la leucemia; Ar-TEX, un implante disruptivo para el tratamiento de las hernias discales (Premio a la Innovación Eureka 2017); Powder Road, un innovador método para el reciclaje de neumáticos con el que se consigue reparar carreteras; Hades, un nuevo software contra el robo de datos en la red; EE-ALE TWT, para reducir los costes de los parques eólicos, o IDEATA, para mejorar la comunicación vía satélite en aviones.

Deja un comentario