fbpx
Arte y cultura

La mujer que pinta vehículos y ruedas para atrapar nuestros recuerdos

En nuestra serie mensual de Artistas que Piensan en Verde hoy nos detenemos en Alejandra de la Torre Lo suyo es completa adoración por las cosas, todo un canto lleno de energía a los objetos como icono de la memoria, personal y colectiva, de nuestras trayectorias vitales, símbolos del miedo a la pérdida y de la resistencia a la obsolescencia programada y el derrochador usar y tirar.

Influida por artistas como Chema Madoz, David Salle y Arman, no es de extrañar su adoración por el objeto, con todas sus metáforas y metonimias, toda su amplitud de evocaciones y significados. También se declara deudora de la influencia de Sophie Calle, y de ahí sin duda le vienen sus pinceladas decididamente feministas (ver última pregunta, lo siento).

Alejandra es una mujer que se despliega, que llena de vitalidad el espacio en el que entra para hablarte, para extender sus pinceles o sus obras, para convencerte de algo… Ama las texturas, el tacto, el trato directo, lo material, lo físico, los motores de nuestra existencia.

Alejandra de la Torre

Ya las líneas que el artista valenciano Nacho Durá escribe en la presentación de su web deja claro de donde parte, los cimientos de la Torre.Hoy en día los artistas buscan en internet lo que Alejandra sigue buscando en carismáticos rastros por el mundo. Además de adentrarse en casas derruidas para admirar el papel de la pared, disfruta como nadie pagando por un ventilador de 30 años que ya no funciona. “Exótico comportamiento”, piensa el vendedor introduciéndole en la bolsa un oxidado tostador inservible mientras lee en sus ojos codiciosos la intención de hacer no-se-sabe-qué con ello. Miembro fundadora del Comando Marisol, serpentea felizmente entre la pintura para zambullirse cuando el tiempo acompaña en una marea multidisciplinar de happenings, street art, esculturas y un largo etcétera que transporta desde el Atlántico al Mediterráneo con tan solo un fin: crear sin cesar, no porque se acabe el tiempo, sino por necesidad”.

Nos encontramos en su obra con una crítica a la obsolescencia programada - comparte    

¿De dónde sale esa afición suya por dibujar y pintar vehículos y ruedas? “Siempre me han gustado los vehículos antiguos, tanto motos como coches, me llaman mucho la atención, imagino que por sus formas, sus acabados. Creo que estaban diseñados con más elegancia que los actuales, líneas curvas, acabados con detalles; eso hace que me parezcan visualmente muy atractivos, por lo que los he elegido a menudo como motivos de mis obras”.

Pero hay algo más. Y hasta nos encontramos en su obra con una crítica a la obsolescencia programada. Atención: “También hay un punto emocional. Muchos de esos vehículos me recuerdan a épocas de mi infancia y vivencias propias, y otros, mucho más antiguos, creo que me interesan porque de por sí se nota que eran piezas pensadas para durar mucho tiempo, objetos que se convertían en parte de una vida… Y el tema del recuerdo-objetual es, en gran medida, la base de mi obra”.

Para los artistas futuristas, coches y ruedas reflejaban velocidad y progreso, ahora los vemos de otra manera, y muchas veces los asociamos con un tipo de vida despiadada con lo más frágil, que atropella y apisona… ¿Cómo lo ves tú? ¿Les das alguna connotación especial?, ¿quieres transmitir con ello algo especial, insistir en algún mensaje?

Como te decía, yo los veo más como contenedores de recuerdos, no suelen ser un objeto que cambies cada año o cada poco tiempo, por lo que podemos asociarlos a etapas largas de nuestra vida, con todos los recuerdos que podemos acumular en esa etapa…. Viajes, fiestas, experiencias, anécdotas…

Veo en tu creación un espíritu muy pop, muy pegado a los objetos de uso cotidiano, ¿cuáles son otros motivos importantes de tu trabajo artístico, otros ejes fundamentales de inspiración?

La base de mi trabajo es el vínculo con los objetos. Me gusta estudiar y analizar por qué creamos ese apego hacia nuestras posesiones - comparte    , sobre todo las que tienen un valor sentimental; es decir, me interesa el objeto vivido. A partir de estos análisis he desarrollado y sigo desarrollando obra en relación al objeto-recuerdo, los hábitos acumulativos, la necesidad de poseer, el miedo a la pérdida… Teniendo esto en cuenta los objetos que suelo utilizar son aquellos que forman parte de mi memoria, pero que creo que también forman parte de una memoria colectiva.

Ya que nos hablas continuamente de tu interés por dignificar los objetos, por darles entidad, hacerlos perdurar y que no sean víctimas de un simple y desagradecido usar y tirar, ¿qué retos ves como los más importantes que tenemos planteados en el terreno ecológico?

Yo creo que tenemos que concienciarnos más en la reutilización, hay muchas cosas ya fabricadas y que podrían tener otros usos - comparte    . O al menos se debería fabricar con consciencia cualquier cosa, para que el material en vez de desecharse se pudiese reaprovechar X número de veces.

¿Y dónde habría que insistir más, trabajar más, para aportar soluciones a corto y medio plazo?

Consciencia sobre todo en las grandes industrias. Todos podemos colaborar desde nuestras casas con pequeños gestos, pero deben ser las grandes industrias las que tendrían que cambiar de forma radical su manera de tratar el medioambiente.

¿En qué andas ahora rodando, Alejandra?

Estoy a mil cosas, desde street art hasta la ilustración. Pero el proyecto personal en el que estoy trabajando actualmente, en el que estoy centrada y en el que seguiré trabajando el año que viene es mi serie Las Olimpiadas. Teniendo en cuenta la falta de referentes femeninos en muchos campos, decidí hacer una obra en relación con este tema dentro del mundo del deporte - comparte    . Se me ocurrió que la forma en la que marcábamos nuestros referentes e ídolos en la adolescencia era a través de los posters, por lo que estoy creando una falsa colección de posters que nunca existió de mujeres referentes en la historia del deporte.

Por otro lado, también me di cuenta de que dentro de tantas colecciones de cromos de deportes que han existido, nunca ha habido ninguna de mujeres, por lo que durante este año y el próximo crearé la falsa colección de cromos que nunca existió de ellas. Y se podrán adquirir y coleccionar, como cualquier otra colección que hayas tenido en algún momento de tu vida.

 

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *