La Rioja instala los primeros quitamiedos hechos con neumáticos usados

Hace aproximadamente un año publicábamos en este blog la historia de Entreacerox, una empresa riojana que se había marcado la meta de mejorar la seguridad vial de motoristas y ciclistas con un quitamiedos fabricado a base de neumáticos usados. Hoy, esta iniciativa ya es una realidad y podemos decir que los neumáticos fuera de uso también sirven para salvar vidas en la carretera.

La LR-254 es una de las carreteras más transitadas por motoristas y ciclistas riojanos. Discurre entre las localidades de Entrena y Lardero y, en ella, se han colocado los primeros 160 metros de un guardarraíl muy especial que, además de proteger la integridad de los conductores, ofrece una salida a cientos de miles de toneladas de neumáticos que se desechan todos los años en nuestro país. “Una de las múltiples ventajas de nuestros guardarraíles es que están construidos con el caucho reciclado de los neumáticos en desuso de coches y camiones. Así, por cada kilómetro de carretera, utilizamos 4,5 toneladas de neumáticos gastados”, asegura Ángel Ricardo Martín, responsable de I+D de la empresa.

Ángel Ricardo nos cuenta que se trata de “una patente única en el mundo”, construida con caucho reciclado y homologada con un nivel 1 en seguridad. Su sistema de rodillos giratorios permite que el motorista, en caso de colisión, se deslice a lo largo del guardarraíl y no salga despedido al centro de la calzada donde podría ser atropellado por otro vehículo. Asimismo, el caucho utilizado en la parte central de la barrera protectora contribuye a absorber el impacto y, su colocación, impide que ninguna parte del cuerpo impacte contra los postes o penetre en algún hueco del quitamiedos, evitando amputaciones o lesiones modulares.

Por suerte para los amantes de los vehículos de dos ruedas, la instalación del novedoso sistema de protección Segurvital en la carretera Lardero no será un caso aislado. El gobierno riojano se ha comprometido a utilizar esta solución en otros tramos de la red autonómica, hasta alcanzar un kilómetro de quitamiedos en distintas vías regionales. “La idea es reducir la siniestralidad de nuestras carreteras. Los guardarraíles tradicionales protegen a los coches, pero olvidan a los motoristas y ciclistas que acaban sufriendo accidentes mortales o, en el mejor de los casos, pérdida de extremidades”, señala Ángel Ricardo.

Segurvital es un proyecto de I+D de Entreacerox que ha costado un millón de euros y ha contado con la financiación del Gobierno de La Rioja y fondos europeos. Después de cuatro años de desarrollo, en los que se han superado las pruebas de estrés más exigentes del mercado, finamente se ha instalado con éxito en una vía pública el pasado 7 de septiembre. Tanto la Plataforma Motera para la Seguridad Vial (PMSV), como otras asociaciones de motoristas a nivel estatal, han acogido la iniciativa con gran entusiasmo. El proyecto ha contado con la colaboración de SIGNUS que ha participado en el estudio de los rodillos giratorios de caucho reciclado.

Deja un comentario