La seguridad de los niños es lo primero

Llega el mes de diciembre y con él las fiestas favoritas de los niños: las navidades. Dulces, villancicos, la carta a los Reyes Magos, regalos, luces de colores… En estas fechas tan señaladas la industria del neumático reciclado también quiere acordarse de los más pequeños de la casa y nos recuerda que “la seguridad de los niños es lo primero”.

Estas declaraciones las hacía el presidente del Consejo del Caucho Reciclado de Estados Unidos, Steve Bigelow, la semana pasada, después de conocer los nuevos estándares de calidad para los juguetes de la Asociación Americana de Pruebas y Materiales (American Society for Testing and Materials, ASTM), líder mundial en el análisis de materiales de todo tipo de industrias, incluida la del juguete.

A pesar de que estas normas van destinadas exclusivamente al sector juguetero, los fabricantes de caucho reciclado ya se han comprometido a cumplir los estándares de calidad de la ASTM en todos los campos de juego y parques infantiles. “Hemos elegido voluntariamente dar este paso para demostrar nuestro compromiso con la seguridad y hacer ver a los padres que los patios de recreo donde juegan sus hijos son tan seguros como los juguetes que utilizan”, ha asegurado Steve Bigelow.

Hasta el momento, los estudios realizados sobre el uso de rellenos de caucho en instalaciones deportivas y de ocio no han encontrado ningún indicio de riesgo para la salud, pero la preocupación de algunos padres, sobre todo en Estados Unidos, ha llevado a la industria del caucho a extremar las precauciones. “Estamos convencidos de que debemos ser proactivos en este tema. Por eso, hemos ofrecido nuestra colaboración en todos los estudios que se han realizado hasta la fecha y los que se puedan realizar en el futuro”, ha señalado Steve Bigelow.

El más importante de todos ellos es el que está llevando a cabo la Agencia para la Protección del Medio Ambiente en Estados Unidos (EPA en sus siglas inglesas), que como punto de partida reconoce que actualmente no se han descrito problemas de salud relacionados con la exposición a la miga de neumáticos, pero también señala que los estudios elaborados hasta el momento son demasiado limitados.

Los principales objetivos de la EPA en este estudio son: examinar los compuestos químicos de los rellenos de neumático utilizados en campos de césped artificial y patios de recreo, hacer un inventario exhaustivo de las actividades que se llevan a cabo en este tipo de recintos, analizar cuáles son las conductas más usuales de los usuarios, identificar los riesgos potenciales existentes y determinar hasta qué punto el contacto o la ingestión de estos compuestos pueden llegar a ser peligrosos para la salud.

La Agencia tiene previsto obtener las primeras conclusiones del estudio a finales de 2016. La industria de los neumáticos reciclados, por su parte, ha mostrado su apoyo al estudio del gobierno federal y su interés por conocer cualquier avance en la materia.

Deja un comentario