Las historias de Jaime y Daniel (I)

“Tengo que ir a cambiar los neumáticos, de hoy no pasa”, le vuelve a repetir Jaime a su mujer Elena. Después de meses desde la primera vez que vio en qué estado estaban los neumáticos de su camioneta, hoy es el día en que va a ver a Daniel, su mecánico de toda la vida:

– ¡Hooombre!, hacía tiempo que no me venías a ver, ¿qué le pasa a tu camioneta?- le pregunta alegre Daniel

– Hola, pues lo de siempre, que necesito que me mires los neumáticos ¿tienes hora para cambiármelos? Llevo semanas detrás de ello y no hay forma de encontrar hueco.

-¿Cómo lo tienes ahora mismo? Un cliente me ha anulado la hora- le contesta el mecánico.

– ¡Me va genial!- responde

Daniel se queda con la camioneta mientras piensa para si lo mal que están los neumáticos del vehículo de su cliente. “Se ha borrado el dibujo y el alambre ha quedado al descubierto”, piensa mientras afloja la llanta.

Aflojando la llanta en el taller

A su vuelta, Daniel le comenta a Jaime el peligro al que se ha visto expuesto sin necesidad por llevar los neumáticos tan gastados.

– Tienes que ir con más cuidado. Tus neumáticos estaban en tan mal estado que se veían incluso los alambres. Podrías haber tenido un accidente. Piensa que los neumáticos son el único punto de adherencia que tienes con la carretera- le recuerda

– Tienes razón, Daniel. No tengo excusa- dice bajando la cabeza

– Ya están todos cambiados. Problema solucionado pero la próxima vez que no pase tanto tiempo que nunca se sabe. Toma, aquí tienes la factura. Cómo verás, te cobro los neumáticos, la mano de obra y la tarifa del Ecovalor de SIGNUS– le dice leyéndola

– ¿Ecoqué?- le pregunta Jaime

– Mírate este díptico y sabrás de qué hablo – le dice mientras Jaime lo coge para leerlo

SIGNUS es un sistema integrado de gestión de neumáticos fuera de uso que se encarga de que reciban un tratamiento adecuado al final de su vida útil. Así, cuando Jaime o cualquier otro propietario de vehículo acude a realizar el cambio de sus neumáticos, deja los usados en el mismo taller donde le colocan unos nuevos. Para poder gestionarlos de acuerdo a la legislación, el propietario del vehículo tiene que abonar el denominado “Ecovalor”, un importe destinado a que los neumáticos usados reciban un correcto tratamiento. Su cuantía varía según el tipo de neumático. Jaime, en el mantenimiento rutinario de su camioneta, tuvo que abonar 2,32 euros por neumático. Es decir, algo más de nueve euros, con los que Jaime y cualquier otro propietario de camioneta o 4×4 se asegura que sus neumáticos reciban el correcto tratamiento y no queden abandonados en una cuneta.

Tarifas Ecovalor

Tarifas Ecovalor

Deja un comentario