Limpiando 400 kilos de residuos del fondo marino

El pasado 5 de junio fue el Día Mundial del Medio Ambiente. Declarado en 1972 por la Organización de Naciones Unidas, este año se ha celebrado 45 años de un acontecimiento que cada día tiene más adeptos. Y es que a día de hoy es difícil no leer un titular que no tenga una relación con el medio ambiente. Cambio climático, residuos, reciclaje, emisiones, deforestación o extinción son palabras habituales y que ponen sobre la mesa la importancia, cada vez mayor, del medio ambiente sobre el nuestro día a día.

Entre otros actos celebrados en conmemoración del este día tan señalado está la limpieza del fondo marino que la Universidad de Málaga (www.uma.es), a través del vicerrectorado de Smart-Campus y la Asociación Universitaria de Actividades Subacuáticas (www.auas.es) que celebró hace unos días. La III Jornada de Limpieza de Fondos Marinos de la UMA en la Playa de Las Acacias, con la participación 67 personas entre estudiantes, personal de la UMA y voluntarios ambientales se centró en la limpieza del fondo marino de la provincia.

Latas, botellas, envases de plástico, tuberías, chapas, barras de hierro, un colchón, un carrito de la compra, un juego de neumáticos… Más de 400 kilos de residuos se retiraron por parte de los voluntarios procedentes de los fondos marinos y de los propios arenales, en la franja litoral comprendida entre la Playa de las Acacias y los Astilleros Nereo, en los Baños del Carmen, ambas en Málaga.

El operativo, que contó con 37 voluntarios en tierra, 30 submarinistas, y la colaboración en materia de seguridad del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil (GEAS) y Cruz Roja, se dirigió hacia el primer espigón entre las playas de Pedregalejo y Los Baños del Carmen: “Se ha realizado una limpieza integral de la zona y del fondo marino”, explica Paco Bautista, presidente de AUAS y coordinador de las actividades.

Los buceadores, en palabras de Bautista “se llevaron una gran sorpresa al ver, en una playa urbana con tanta afluencia de usuarios, una gran cantidad de vida submarina; gorgonias de distintos tamaños y colores, abundancia de alevines de distintas especies, crustáceos, cefalópodos y algunos moluscos en peligro de extinción”.

La jornada contó con la participación de Óscar de Cózar, director de secretariado de Smart-Campus, que quiso destacar la labor de  “concienciar, educar y promover entre los estudiantes y la sociedad malagueña en general la necesidad de cuidar y proteger el medio ambiente, en este caso en concreto, el litoral más cercano”.

Afortunadamente para todos, la imagen que ilustra este post está en vías de extinción. Desde la puesta en marcha de Sistema Integrado de Gestión de Neumáticos Usados (SIGNUS) en mayo de 2005, todos los neumáticos que han abonado el ecovalor reciben un correcto tratamiento asegurando, en todos los casos, que se lleva a cabo un tratamiento de acuerdo con los estándares que fija la legislación ambiental.

One Comments

  • Carolina 24 Junio, 2017 Reply

    Que gran labor la de estos fantásticos malagueños.
    Muchas gracias a ellos, a ti por mostrárnoslo y a todas aquellas personas que limpian el entorno o que al menos no lo ensucian 🙂

Deja un comentario