Estudio Bel&Bel: Muebles reciclando motos Vespa, Seat 600 …

Hoy traemos en ‘Artistas que miran en verde’ al estudio catalán Bel & Bel, que diseñan ingeniosos y seductores asientos-Vespa, sofás-Seat 600 y taburetes neumáticos.

Los barceloneses Jesús Bel y Carles Bel no son hermanos ni primos, se conocieron estudiando, hicieron Bellas Artes en la capital catalana, y nada más licenciarse lo tuvieron claro: unir su principal habilidad, el diseño; su principal pasión, la nostalgia por vehículos retro de los 60 y 70, como la Vespa y el Seat 600; y su principal filosofía, alargar la vida de los objetos y el reciclaje. Con estos mimbres, pusieron en marcha el estudio Bel&Bel en 2005.

Así explican en su web su compromiso con el medioambiente, algo que llevan en las venas desde que crearon su marca: “La decisión inicial de trabajar con materiales de desecho nació de un pensamiento principalmente ecológico: el reciclaje. Estamos rodeados por objetos que caen en desuso. Todo el mundo se desprende de aquello que ya no le interesa y de lo que le aburre (siempre que la obsolescencia programada no lo haga antes por ellos). Apostamos por hacer piezas sólidas y diseños únicos que perduren a lo largo del tiempo en contraposición a la actual producción en masa. Creemos en una producción responsable. Nuestra producción artística pretende llamar la atención sobre la llamada obsolescencia programada, fruto de la modernidad y respecto a la cual nos posicionamos totalmente contrarios. Así pues, podemos hablar de ‘reciclaje creativo’ o ‘upcycling’, donde se aplica el principio de las tres “R” (Reducir, Reutilizar, Reciclar), pero, ahora, con el uso de la tecnología punta y las energías renovables”.

Llevaron hasta sus últimas consecuencias esa idea básica, y tan fundamental para la sociedad contemporánea, de dar nueva vida a los objetos: Su taller/estudio/showroom se encuentra ubicado en una preciosa masía barcelonesa del siglo XVII que, tras un profundo proceso de reforma y rehabilitación, se ha convertido en un espacio creativo y polivalente, donde desarrollan sus creaciones. “Desde la apertura de este espacio hemos intentado que nuestro estudio sea un lugar de encuentro con otros artistas, cineastas, músicos, diseñadores y otros creadores con los que descubrir puntos en común, con la intención de colaborar y compartir diferentes proyectos”.

Carles Bel nos cuenta para SIGNUS que el gran espaldarazo a sus diseños les llegó en prime time con la tele, con los programas de Andreu Buenafuente de la productora El Terrat, en los que pudo verse día tras día algunos de sus muebles.

Realmente su mobiliario son auténticas piezas artísticas con un irresistible sabor retro, a nostalgia. Piezas exclusivas, por encargo, y con gran carga emocional, por toda la cultura visual -cine, fotografía, televisión…- que han aportado los vehículos de donde parten. Cómo olvidar películas míticas como ‘Quadrophenia’ o ‘Vacaciones en Roma’, con Audrey Hepburn conduciendo una Vespa por la capital italiana. Y ahí tenemos un catálogo de lujo (en todos los sentidos): Las ‘Scooter-Chair’, sus sillas reclinables montadas por encargo a partir de trozos de la carrocería de las Vespas (1.470 €), que se han convertido en su producto estrella desde que comenzaron a darle forma en 2006, solo un año después de crear el estudio. El ‘Sofá-600’, creado también por encargo y de forma artesanal a partir del morro del mítico Seat 600, del que se pueden mantener hasta los focos, los intermitentes y los neumáticos (6.000 €). Y el ‘Vintage Stool Bar’, el taburete con asiento y llantas de las ‘scooter’ clásicas, que aporta un aire de retro-bar al espacio donde se coloquen (320 €).

Y así, con ingenio y buen gusto por rescatar algunas de las piezas de automoción que más nos han hecho soñar, han logrado forjar, como ellos mismos explican, “una marca asociada con un estilo de ‘supra-reciclaje’ de alto standing”. Es verdad que, si partieron de piezas recicladas, de desguaces, últimamente las alternan con recambios nuevos por exigencias del guión, de los encargos de los clientes.

Carles Bel explica que ahora venden sobre todo fuera de España, mucho en Taiwán, Singapur, Estados Unidos; en Chicago, un Hotel Virgin, la cadena de Richard Branson, ha incorporado en todas las ‘suites’ su ‘Scooter Chair’.

Y seguramente los Bel no han hecho más que arrancar, porque ya están a tope con un vehículo eléctrico, la ‘Z-Scooter’, que mezcla esa estética retro con la última tecnología, “el primer ‘scooter’ autobalanceado (tipo Segway, para entendernos), inspirado en el diseño de Corradino d’Ascanio; una visión de la estética que ha perdurado en el tiempo y que también puede ser el diseño del futuro”, y ya están dando forma a una red de puntos de venta en Portugal, Francia e Italia, la patria de la Vespa, la ‘scooter’ de la casa Piaggio a la que tanto tienen que agradecer.

Deja un comentario