Luz verde para el neumático del futuro

A estas alturas del siglo XXI resulta difícil negar que el planeta está herido y se encuentra en una encrucijada ecológica y social sin precedentes. Las discrepancias surgen después, a la hora de abordar las soluciones. Unos creen que todo pasa por cambiar nuestros hábitos de consumo e incluso nuestra forma de vida. Otros, sin embargo, lo fían todo a la tecnología y esperan que sea el propio sistema el que resuelva los principales problemas del medio ambiente. Las dos visiones son tan necesarias como complementarias.

Michelin quiere aportar su granito de arena a la sostenibilidad del planeta y ha presentado en Movin’on, la cumbre mundial de la movilidad celebrada en Montreal, el neumático más verde de cuantos haya diseñado hasta el momento. Se llama VISION y, aunque por ahora se trata tan solo de un prototipo, sus autores aseguran que estará listo para su comercialización dentro de diez o quince años. “Hemos querido concebir un neumático realista, ya que no sirve de gran cosa diseñar objetos o servicios que no lo sean. VISION recopila todos los conocimientos en I+D que ya podemos ver en futuras aplicaciones. Es una promesa al alcance de la mano”, afirma Mostapha El-Oulhani, diseñador y jefe del proyecto VISION.

El resultado es un neumático 100 % biodegradable y recargable que incorpora hasta 19 patentes en un solo producto. “En un principio eran dos prototipos diferentes, pero a la Corporate Innovation Board les gustaron tanto que nos pidieron que se fundieran en uno solo. Así nace VISIÓN”, recuerda Mostapha El-Oulhani.

El proyecto se inicia en la primavera de 2016, cuando la compañía encomienda a su equipo de diseñado concebir un neumático innovador que proporcione un alto nivel de prestaciones medioambientales de acuerdo con las estrategias europeas sobre la economía circular. “El proyecto debía mostrar todo el potencial tecnológico de Michelin e integrar la Estrategia 4R: Reducir, Reutilizar, Renovar y Reciclar. Para lo cual, reunimos a expertos mundiales de muy diversas disciplinas interesados en la movilidad sostenible”, prosigue el diseñador-jefe del proyecto.

En la fase de concepción, los investigadores de Michelin realizaron una profunda reflexión sobre la relación entre la producción de objetos en grandes cantidades y la naturaleza. Lejos de la tendencia de inspirarse en un elemento natural para diseñar un producto manufacturado, el equipo de VISION estaba interesado en la fase de desarrollo y crecimiento de los seres vivos, así como en la formación de minerales para diseñar un objeto natural basado en los principios de la economía circular.

Bioneumático

Creado a partir de materiales de origen biológico y biodegradables, VISION utiliza un gran número de componentes renovables: virutas de madera, paja, melaza o piel de naranja, que restringen al mínimo el uso de productos derivados del petróleo.

El caucho natural provendrá únicamente de explotaciones agrícolas respetuosas con la naturaleza y se incorporarán al proceso de fabricación materiales reciclados derivados de neumáticos usados o residuos domésticos como latas de aluminio y componentes electrónicos.

Neumático recargable, impreso en 3D

Otra de las cualidades de VISIÓN es que reduce el uso de materias primas. Al ser el primer neumático del mundo ‘recargable’, se puede depositar la cantidad justa de goma en cada momento con la ayuda de impresoras 3D. La escultura de la banda de rodadura se optimiza en función de las necesidades de movilidad (por desgaste, condiciones meteorológicas o de la carretera) para garantizar siempre la movilidad, manteniendo siempre la triple exigencia de comodidad, seguridad y sostenibilidad. La banda de rodadura se imprime en 3D en cuestión de minutos.

Además, es más ligero y no tiene aire. VISION suprime el aire en beneficio de una estructura alveolar capaz de soportar el vehículo, asegurar la solidez de la rueda y garantizar el confort y la seguridad la conducción, así como una larga duración. “VISION no puede ni reventarse ni pincharse”, asegura la compañía. Esta arquitectura, basada en una estructura de alveolos, es el resultado de un proceso de modelado de vanguardia que alargará la vida útil de los neumáticos.

Todo ello equipado con sensores que son capaces de informar en tiempo real sobre el estado de la banda de rodadura. Gracias a este sistema, gestionar los neumáticos será tan simple como revisar el correo electrónico en un teléfono inteligente. Con un solo clic en la pantalla de un dispositivo, el consumidor podrá elegir mediante una aplicación entre recargar sus neumáticos o cambiar el uso durante un tiempo determinado y retomar su camino de inmediato con total tranquilidad.

Deja un comentario