¿Qué se puede esperar del reciclado de neumáticos en 2017?

A finales del pasado mes de marzo más de 100 delegados de los principales países de nuestro entorno se reunían en Bruselas para participar en la 24ª Conferencia Europea de Reciclaje de Neumáticos, una cita obligada en el sector del caucho año tras año. El objetivo no era otro que el de discutir, o mejor dicho intercambiar puntos de vista y experiencias sobre el mercado del reciclaje de neumáticos en Europa: ¿cuál es la situación actual? ¿Cuáles son las principales dificultades? ¿Y las oportunidades? Te resumimos a continuación las principales claves del reciclado de neumáticos en 2017.

La encrucijada del caucho reciclado en instalaciones infantiles y deportivas

Todas las empresas relacionadas con la industria del reciclaje de neumáticos, sin excepción, han notado la presión que se está ejerciendo sobre el mercado de relleno de caucho en campos de fútbol y parques infantiles. A pesar de que los últimos estudios aportan suficientes evidencias para tranquilizar a la población sobre el uso de granulado de caucho en campos de césped artificial, la presión continua.

En la conferencia de la Asociación Europea de Reciclaje de Neumáticos (ETRA) se puso de manifiesto la preocupación del sector por este tema y la esperanza de que la situación vuelva a la normalidad lo antes posible, sobre todo después de que la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas publicara el pasado 28 de febrero un estudio que aseguraba que no existe ninguna relación entre granulado de caucho reciclado y el desarrollo de cualquier tipo de cáncer. Dos meses antes, el Instituto Nacional Holandés para la Salud Pública y Medio Ambiente había emitido otro informe en la misma línea, señalando que las sustancias contenidas en el caucho “son inofensivas”, pues se encuentran en “cantidades muy bajas” y “encerradas en el propio granulado”.

Un cambio de enfoque: carreteras más duraderas

Si las instalaciones deportivas e infantiles representan el mayor mercado de neumáticos reciclados de la UE, el sector de la construcción y la ingeniería civil se sitúa en segundo lugar. Uno de sus usos más frecuentes se encuentra en las infraestructuras viarias, en particular como materiales de superficie para pavimentos de carreteras o como componente en mezclas asfálticas de caucho. Los beneficios de estas mezclas son bien conocidos: requieren menos mantenimiento, se calientan menos, tienen mejor drenaje, reducen el riesgo de patinazos y mejoran la adherencia de los neumáticos. Sin embargo, aunque son ampliamente aceptadas en todo el mundo y han sido probadas repetidamente a lo largo de los años se han construido pocas carreteras con estos materiales en la UE.

Los expertos reunidos en la 24ª Conferencia Europea de Reciclaje de Neumáticos creen que el futuro está en construir carreteras que requieran menos mantenimiento. “Se está produciendo un cambio de mentalidad en los concursos públicos con el desarrollo de infraestructuras a largo plazo que requieran menos mantenimiento, menos reparaciones y menos restauraciones. La clave está en los costes del ciclo de vida más que en los de instalación y ahí el caucho tiene muchas ventajas”, señala ETRA en el informe de conclusiones. El uso de carreteras con materiales añadidos de caucho reducen los impactos ambientales, los impactos de la huella de carbono y los impactos económicos a largo plazo.

Nuevas materias primas, nuevas oportunidades

La innovación en materias primas es un ámbito en el que se debe seguir trabajando intensamente. El desafío, en este sentido, no solamente consiste en encontrar nuevas aplicaciones para los neumáticos fuera de uso, sino persuadir al mercado que merece la pena apostar por ellas. “Los argumentos tienen que ser técnicos, pero también emocionales”,  sostiene ETRA. “La idea es cubrir todo el proceso: desde la etapa de investigación hasta el éxito comercial”.

Eso es precisamente lo que está haciendo la empresa italiana ISOL-ECO, una PYME especializada en nuevos productos de construcción eco-innovadores que utiliza fragmentos de neumático reciclado de diversos tamaños para fabricar aislantes térmicos y acústicos para la construcción de edificios. La empresa está especializada en el uso de materiales ecológicos y reciclados y su presencia en el proyecto de investigación INSUL-ECO es particularmente relevante, ya que han sido los primeros en desarrollar y comercializar paneles aislantes hechos con fibras textiles recicladas.

Pirólisis de neumáticos fuera de uso, una técnica con mucho futuro

Durante la conferencia se prestó especial atención a la pirólisis, una técnica que está empezando a avanzar con fuerza en los mercados europeos y ha despertado mucho interés, tanto entre la industria del reciclaje de neumáticos (productores de caucho y fabricantes de equipos) como entre los inversores. Experiencias de éxito como la de la compañía sueca Scandinavian Enviro Systems o la holandesa Black Bear ponen de manifiesto que estamos ante un mercado con muchas posibilidades.

La pirólisis permite separar materiales orgánicos a través de su descomposición termoquímica para volverlos a utilizar como materia prima. En el caso de la pirólisis de neumáticos gastados y triturados expuestos a temperaturas elevadas en ausencia de oxígeno se convierten en negro de carbón (30 %), aceite (45 %), acero (15 %) y gas (10 %). Productos, todos ellos, muy apreciados en el sector industrial.

Deja un comentario