Medio Ambiente

Por qué es importante la biodiversidad, de verdad

Perdemos biodiversidad de forma acelerada. No lo digo yo, sino el IPBES, una organización científica internacional auspiciada por Naciones Unidas que publicaba recientemente el informe más importante hasta la fecha en materia de biodiversidad. Uno de sus autores principales, Unai Pascual, investigador de Ikerbasque, asegura que “la degradación acelerada de la naturaleza, tanto respecto a la pérdida de biodiversidad como de ecosistemas, es uno de los problemas más importantes al que se enfrenta actualmente la humanidad”.

¿Exagera el profesor Pascual y el resto de sus colegas científicos? Si preguntamos a la gente que no sabe qué es la biodiversidad, responderá seguramente que sí.

¿Qué es la biodiversidad?

Por ello, vamos a explicar qué es la biodiversidad, y por qué es, de verdad, importante. Desde la Fundación Biodiversidad (FB), dependiente del Ministerio de Transición Ecológica (MITECO) señalan que “abarca la enorme variedad de formas mediante las que se organiza la vida. Incluye todas y cada una de las especies que cohabitan con nosotros en el planeta, sean animales, plantas, virus o bacterias, los espacios o ecosistemas de los que forman parte y los genes que hacen a cada especie, y dentro de ellas a cada individuo, diferente del resto”.

Sonia Castañeda, directora de la FB, asegura que es “esencial para el desarrollo de la vida, clave para mantener nuestro bienestar y una oportunidad para la generación de economía y empleo”.

¿Cuánto dinero perdemos con la pérdida de biodiversidad?

Precisamente, el informe del IPBES se centra en lo que perdemos los seres humanos con la pérdida de biodiversidad. Como señala Jesús Carrasco, coordinador de proyectos de Ecoacsa, empresa especializada en herramientas de mercado para la conservación de la biodiversidad, “el IPBES y otras instituciones hablan más de las pérdidas económicas por la pérdida de los servicios que aporta la biodiversidad a los humanos”.

La pérdida de insectos como las abejas supone unas pérdidas económicas valoradas entre 211 y 517 mil millones de euros al año. - comparte    

El informe del IPBES afirma que muchas contribuciones de la naturaleza a las personas son “esenciales para la salud humana y, por lo tanto, su deterioro amenaza una buena calidad de vida”. Sus autores recuerdan que proporcionan una amplia diversidad de alimentos y agua limpia, reducen la contaminación, mejoran la salud mental y física, son una fuente fundamental de medicamentos y antibióticos, reducen significativamente el riesgo de ciertas enfermedades, etcétera.

Los investigadores del IPBES se fijan donde más nos duele, en el bolsillo. Un ejemplo. La pérdida de insectos polinizadores, como las abejas, supone unas pérdidas económicas debido a la pérdida de producción de alimentos valoradas entre 211 mil millones y 517 mil millones de euros al año.

Diversos científicos han calculado el valor económico de los servicios que nos ofrece la biodiversidad, los ecosistemas, para ver así cuánto dinero perdemos con su degradación. En 2014, un grupo de investigadores liderado por el economista estadounidense Robert Constanza calcularon el valor global de los servicios de los ecosistemas: entre 112 billones (con be) y 130 billones de euros por año. También estimaron que la pérdida de servicios de los ecosistemas entre 1997 y 2011 tendría un valor de alrededor de 18 billones (también con be) de euros anuales.

¿Cuánto dinero ganamos invirtiendo en biodiversidad?

 Otra forma de ver la importancia de la biodiversidad, de los servicios que nos ofrece, es comprobar los beneficios de invertir en ella. Diversos estudios evidencian cómo incluso una pequeña inversión en mejora de la biodiversidad aporta un beneficio mucho mayor al dinero adelantado.

Una inversión de solo 8 dólares por persona permitiría que se planten y mantengan suficientes árboles en las ciudades - comparte    

Por ejemplo, según un informe de la ONG The Nature Conservancy, en colaboración con Analysis Group y Trust for Public Land, una inversión de solo 8 dólares (7,17 euros) por persona cubriría la brecha de financiación pública para que las ciudades planten y mantengan suficientes árboles en las ciudades. De esta manera, se ayudaría a abordar los problemas de salud de manera más efectiva, salvando vidas y potencialmente ahorrando millones de dólares a los contribuyentes.

Alberto Navarro, consultor especializado en conservación de la naturaleza y desarrollo rural, explica que “en estos momentos el futuro del desarrollo de la conservación de la naturaleza va por extenderse mucho más en el ámbito privado mediante incentivos fiscales y económicos. En la actualidad un proyecto LIFE de la Unión Europea (UE) contempla medidas de estudio e impulso de este tema”.

¿Crees ahora que el profesor Pascual y sus colegas científicos exageran?

 

Tags:

Un comentario

  1. […] reciente artículo del blog Signus firmado por el periodista ambiental Álex Fernández Muerza aborda la relevancia de […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *