‘Rubber’: un disparatado neumático asesino de película

En esta serie sobre ‘Artistas que miran en verde’ damos paso hoy a una película ‘gore’. El filme ‘Rubber’ –de 2010, escrito y dirigido por el francés Quentin Dupieux– está protagonizado por un neumático con poderes telepáticos asesinos. Una rareza. Todo un homenaje al absurdo protagonizado por uno de nuestros adorados redondeles. Algo único. Quizá tendríamos que llamar hoy a esta nueva entrega ‘Artistas que miran en rojo’ . También nos queda la duda de si este neumático fuera de uso resulta recuperable para ser útil a la sociedad, por mucho que lo intente SIGNUS.

Me lo sopló un amigo artista, de esos artistas un poco underground que tan necesarios son porque nos pintan el mundo distinto y nos aportan nuevas perspectivas sobre la realidad: “¿Que estás haciendo una serie sobre artistas y neumáticos? Pues no puede faltar una película de culto, Rubber?”.

Le comenté que jamás había oído hablar de ella.

“Es fundamental para tu sección. Es de Quentin Dupieux”, me informó.

Investigué, y la primera impresión fue de susto.

Sí, de susto, porque el filme en cuestión es uno de esos de terror, serie B, que tantos fans cultivan en determinados círculos, círculos como el de mi amigo artista.

Quentin Dupieux es un director de cine francés de 43 años con cara triste de perrito pachón y un gusto especial por el absurdo que, sin embargo, se ha hecho más conocido en el plano musical electro-house, bajo el pseudónimo Mr. Oizo. Ha firmado trabajos tan rompedores como Transsexual y ha llegado a trabajar en remixes con artistas de la talla de Scissors Sisters y Calvin Harris.

Aquí un vídeo que muestra uno de sus trabajos, en el que puede verse a su carismático muñeco amarillo, que luego llegó a ser contratado para un anuncio de Levi’s

Como director, ha realizado seis filmes y dos cortos, de 2002 para acá; entre ellos, destaca precisamente Rubber, de 2010, cuya banda sonora es de su alter ego, ese Mr. Oizo. Este peculiar trabajo, todo un prodigio de filmación, logró nada menos que tres premios en el Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges de ese año.

Además, es autor de trabajos experimentales como Nonfilm, y otras rarezas muy, muy raras como Réalité y Steak.

El tráiler de Rubber no tiene desperdicio:

Pensé escribir una nota en este blog para Halloween, pero me dije: no, no, en SIGNUS les va a parecer too much, una locura, un dislate. Un neumático asesino… ¿Y qué hacemos con él?, ¿cómo recupera SIGNUS a este pieza para la vida social? Con sus malvados poderes telepáticos puede liarlas pardas en el depósito de neumáticos; un alma así es irrecuperable, por mucho y muy perfecto sistema integral de gestión de NFUs que haya. Es la oveja más negra de la familia de los neumáticos.

Lo consulté… y no, resulta que les pareció interesante este homenaje al absurdo. Además, tranquilos, este killer ya está fuera de circulación.

No es la primera vez que traemos aquí a un neumático como protagonista cinematográfico. El pasado julio nos fijamos en la película The way things go

Pero Rubber se las trae… Y para los amantes del género, cine de terror serie B, que entre los aficionados a los neumáticos alguno habrá, puede resultar todo un sádico placer.

Así que quede constancia en este completo blog de esta rareza, esta joya underground escrita y dirigida por Quentin Dupieux, en la que un neumático es el protagonista de una película de 80 minutos ambientada en el desierto californiano, clasificada como comedia de terror y con escenas bastante repetitivas (todo sea dicho). El neumático encarna el papel de un homicida con poderes telepáticos y es capaz de crear auténtica tensión y angustia con su manía de hacer estallar cabezas. Robert, que así se llama el simpático caucho, pronto pone su punto de mira en una ciudad, y, en particular, en una misteriosa mujer –Sheila, interpretada por la actriz y modelo Roxane Mesquida, habitual en las producciones de Dupieux- que se convierte en su obsesión.

De esta película, que hemos de entenderla como un homenaje al absurdo y la sinrazón, que tan a menudo se presenta en la vida cotidiana, las críticas dijeron hasta la saciedad: “Nunca habrás visto nada igual”. Y sí, se entiende perfectamente que subrayaran eso.

Eso sí, dicen que Ryan Gosling es inexpresivo, que siempre, en todos sus papeles, pone la misma cara, el mismo gesto. Pues anda que Robert…

Deja un comentario