SIGNUS es una entidad sin ánimo de lucro creado en mayo de 2005 a iniciativa de los principales fabricantes de neumáticos, con la finalidad de que pueda ser utilizado como mecanismo con el que todos los fabricantes e importadores (productores) que lo deseen puedan cumplir las obligaciones que les impone el Real Decreto 1619/2005.

Las misiones de SIGNUS son garantizar un adecuado tratamiento del neumático usado, desde que se genera, hasta que deja de ser un residuo para convertirse en un material con valor y maximizar este valor a través del desarrollo de nuevas aplicaciones y de nuevos mercados.

Es decir, SIGNUS tiene como objeto cumplir con el principio de jerarquía de residuos, comenzando por promover y realizar la prevención de la producción de neumáticos fuera de uso y continuando por la reutilización y la valorización de los mismos mediante el reciclado, la recuperación energética o cualquier otra forma de valorización, siendo esta su actividad principal.

¿Qué puede aportar el neumático a la sostenibilidad?

  • El 70% de la composición del caucho tiene su origen en el petróleo y por lo tanto el aprovechamiento de los materiales supone un importante ahorro de fuentes no renovables.
  • Un 30% de la composición de la goma procede de fuentes naturales.
  • Sustituir la utilización de materiales vírgenes por materias primas secundarias obtenidas a partir de la transformación del neumático fuera de uso.

¿Cómo se financia el Sistema?

El sistema se financia a través del ECOVALOR que es el precio que paga el productor (empresas adheridas) a SIGNUS para garantizar la correcta gestión medioambiental del neumático usado al ser sustituido en el vehículo por otro neumático. Este precio es el mismo que productores y distribuidores repercuten en toda la cadena de valor hasta el consumidor final.