fbpx
Sostenibilidad

Sostenibilidad: ¿cuestión de moda?

No hay duda, la sostenibilidad está de moda. Basta con recordar a los miles de jóvenes que el pasado 15 de marzo reclamaban soluciones contra el cambio climático por las calles de medio mundo para darse cuenta. Pero no sólo está de moda, sino que, además, ha llegado al sector de la moda para quedarse, como reconocen grandes y pequeñas firmas de ropa a nivel global.

Este fin de semana nos hemos acercado al Museo del Traje de Madrid para asistir a la VIII Jornada de Moda Sostenible, todo un clásico en la agenda de eventos de la capital de España, que año tras año cuenta con el apoyo de SIGNUS como uno de sus principales valedores. Allí hemos podido comprobar la ilusión que despierta la sostenibilidad en el mundo de la moda, de la mano de jóvenes emprendedores, pequeños talleres de confección y diseñadores de ropa dispuestos a ofrecer una alternativa a la moda de ‘usar y tirar’.

“Se nota que algo está pasando”, nos confirma Gema Gómez, alma mater y principal impulsora de estas jornadas. “Todos los años hemos gozado de una buena afluencia de público, pero en esta edición, hemos tenido que colgar el cartel de ‘no hay billetes’ por primera vez”, afirma satisfecha Gema Gómez, que durante la celebración de algunas sesiones ha tenido que hacer auténticos malabares para no superar el límite del aforo permitido en el salón de actos del Museo del Traje.

Metiéndonos en costura, durante el fin de semana hemos tenido la oportunidad de conocer el proyecto de Anuscas Family, una marca sevillana enmarcada dentro de la denominada Moda Slow, que nace de la necesidad de reutilizar la ropa usada para convertirla en bolsos, carteras, mochilas, pendientes… y todo tipo de complementos. Siete años después de comenzar su aventura, Anuscas Family cuenta con tienda online propia y puntos de venta en Italia y todo el territorio español.

También hemos podido conocer el modelo de negocio de Vesica Piscis, una firma de zapatos hechos a mano, con materiales orgánicos reciclables o reciclados, respetuosos con los animales, que cuida con mimo hasta el más mínimo detalle de sus colecciones ¿Un ejemplo? El packaging de la marca. Todo un alarde de ecodiseño con una caja de zapatos un tercio más pequeña de lo habitual y un 50 % menos de cartón. Las suelas, por su parte, son de caucho natural, un material escogido a propósito por su capacidad para ser reutilizado por completo en la fabricación de nuevos artículos.

Tanto Anuscas como Vesica son dos firmas de moda sostenible que han conseguido el éxito, “conectando la belleza con la naturaleza”, tal y como sugería la organización en el lema de este año. Pero hay otros muchos ejemplos. “El movimiento emprendedor es brutal; un enorme hub que tiene una iniciativa y una flexibilidad muy superior a la de los grandes dinosaurios de la moda”, asegura la directora de la organización. Y eso se plasma en eventos como este o en el área de Sustainable Experience de MOMAD, el gran referente de la moda comercial española en estos momentos.

 

La sostenibilidad de las pequeñas cosas

En los pasillos de la VIII Jornada de Moda Sostenible también hemos encontrado a grandes firmas de ropa, como H&M, Gioseppo, Pepe Jeans, El Corte Inglés o C&A, por citar sólo a algunas, que todavía no tienen suficiente bagaje como para presumir de sostenibilidad, pero están empezando a hacer cosas interesantes, conscientes de que este movimiento es “imparable” e “irreversible”.

“No nos podemos quedar parados. Cada vez hay más inversores que toman decisiones de compra fijándose en la sostenibilidad”, asegura Pilar Prior, directora del Área Social y de Calidad de Pepe Jeans, una empresa de ropa presente en todo el mundo que ya ha empezado su camino hacia la sostenibilidad con un green team formado por dos personas dispuestas a contagiar su entusiasmo y ganas de cambiar el mundo a toda la compañía.

“Tenemos un largo camino por recorrer y todos los días aprendemos de nuestros errores, pero, sin duda, se pueden hacer muchas cosas. De hecho, las estamos haciendo ya: un diseño más eficiente, un cambio en el proceso de lavado para ahorrar litros y litros de agua, un sello de calidad, una auditoría social en una fábrica de un país en vías de desarrollo… Es la sostenibilidad de las pequeñas cosas que en una compañía tan grande como esta tiene una gran repercusión”, asegura Pilar Prior.

Entre los invitados a la Jornada, representantes de la industria textil portuguesa, donde se encuentran los principales fabricantes de corte y confección de Europa. “Ellos entienden la sostenibilidad de la misma forma que nosotros”, concluye Gema Gómez, la directora del evento mientras sonríe con la esperanza de un futuro más humano y más respetuoso con el planeta.

Tags:

Un comentario

  1. […] entrada Sostenibilidad: ¿cuestión de moda? aparece primero en Signus […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *