¿Todos los neumáticos son iguales?

Posiblemente esta pregunta te la habrás hecho en más de una ocasión. Y la respuesta es no, no todos son iguales y existen de diferentes tipos para adaptarse a cada situación y necesidad. En este post repasamos las grandes familias para que no te pierdas cuando vayas a cambiar los de tu vehículo.

Neumáticos recauchutados. Son aquellos neumáticos en los que se les ha cambiado la banda de rodadura, es decir, aquella que está en contacto con el asfalto y que supone un aspecto esencial para la seguridad y valorado en la etiqueta del neumático. En el post publicado hace unas semanas hablamos de ello. Se aplica el recauchutado a aquellos neumáticos de segunda mano pero que han tenido poco uso y se encuentran en buenas condiciones. El neumático obtenido tiene las mismas prestaciones que uno nuevo

Neumáticos runflat. Son aquellos neumáticos que, en caso de pinchazo, pueden seguir rodando hasta llegar a una estación de servicio o punto habilitado para el cambio de rueda. Normalmente, y después de un pinchazo, pueden rodar hasta 100 kilómetros a una velocidad de hasta 80 kilómetros por hora. Esto se debe a unos flancos reforzados que disponen y que permite el poder rodar sin aire durante un tiempo.

Neumáticos de bajo consumo. Son cada vez más habituales. Son aquellos que permiten una reducción del consumo de combustible gracias a los materiales y el dibujo de la banda de rodadura que componen el neumático. La eficiencia energética también es un aspecto que se tiene en cuenta en la etiqueta que valora el comportamiento del neumático

Neumáticos de perfil bajo. Son aquellos cuyo perfil es la altura de su flanco en milímetros. Permiten un mejor manejo de las curvas por lo que se utilizan más en coches deportivos. Tiene inconvenientes como su mayor sensibilidad a bordillos y baches.

Neumáticos tubuless. Son aquellos que no tienen cámara interior.  Entre otras ventajas, frente a un pinchazo, el neumático pierde presión de manera paulatina lo que permite el poder reaccionar a tiempo para poder hacer el cambio

Neumáticos direccionales o asimétricos. Son aquellos que tienen un dibujo diferente en la parte interior y externa de la banda de rodadura. Todo con el objeto de, por ejemplo, mejorar el drenaje del agua. Hay que tener en cuenta este aspecto para poderlos colocar correctamente

Neumático de temporada. En este caso hay de verano (que se puede usar todo el año en lugares sin nieve); neumáticos de invierno (indicado en lugares con bajas temperaturas con nieve, lluvia y hielo).

Neumático radial o diagonal. Hace referencia a la forma de fabricación del neumático. En el caso del diagonal, se superponen capas de diferentes materiales a 45 grados mientras que el radial se forma por capas superpuestas. Este último es el que se fabrica a día de hoy, quedando en desuso el radial

Deja un comentario