I+D+iInnovaciónNeumáticosReciclajeSostenibilidad

Los coches de Volvo utilizarán caucho reciclado en su fabricación

La marca de automóviles Volvo está decidida a incorporar el caucho reciclado en sus procesos producción. A partir de ahora los conectores de goma de los coches suecos estarán hechos con ‘negro de carbón’ proveniente de neumáticos fuera de uso, según ha anunciado en un comunicado Enviro, empresa suministradora del grupo.

«Para llegar a ser un proveedor de la marca Volvo hay que pasar por una serie de controles y procesos de verificación muy complejos. El hecho de que una compañía líder en el sector de la automoción, como Volvo Cars, vaya a utilizar negro carbón reciclado en su cadena de montaje en lugar de negro carbón virgen no es sólo una buena noticia para Enviro, sino también para la industria del reciclado de neumáticos fuera de uso y, en general, para el medio ambiente», dice Martin Hagbyhn, CEO de Enviro.

El ‘negro de carbón’ está considerado como uno de los primeros nanomateriales de uso masivo. Con una estructura muy semejante a la del grafito, este material compuesto fundamentalmente de carbono posee unas cualidades muy apreciadas en el sector industrial: durabilidad, resistencia a la abrasión, a la tracción, a la temperatura… Por eso se utiliza de forma habitual en la fabricación de tintas, lacas y pinturas de todo tipo, así como refuerzo para la producción de piezas de plástico y de goma; muy especialmente en neumáticos de automóviles, que están sometidos a continuos cambios de temperaturas y a una permanente fricción con la carretera.

Precisamente su presencia en abundancia en ruedas de automóvil es lo que llamó la atención de Enviro, empresa sueca especializada en el desarrollo de nuevas tecnologías ambientales, que se propuso invertir el proceso de fabricación para obtener partículas de negro de carbón de neumáticos fuera de uso.

1Algo que es posible gracias a la descomposición termoquímica de materiales orgánicos conocida como pirólisis, que permite separar los distintos componentes de un producto para volverlos a utilizar como materia prima. En el caso de la pirólisis de neumáticos gastados y triturados, los cauchos expuestos a temperaturas elevadas en ausencia de oxígeno se convierten en negro de carbón (30 %), aceite (45 %), acero (15 %) y gas (10 %).

«Nuestro objetivo es sacar el máximo rendimiento a esta tecnología y conseguir que la industria del caucho sea mucho más sostenible”, señala Martin Hagbyhn, CEO de Enviro. “Ahora que hemos verificado que el negro de carbón reciclado cumple con los estándares de calidad más exigentes de Volvo estamos preparados para abrir el mercado a otras muchas empresas que quieran seguir el ejemplo de la multinacional sueca”, asegura el CEO de Enviro.

La mayor parte de la producción de negro de carbón proviene en la actualidad del continente asiático. En la medida que las principales industrias se vayan desplazando a China, India y los países de Europa del Este la producción mundial de negro de carbón seguirá en aumento.

Desde un punto de vista ambiental, el negro de carbón reciclado emite un 60% menos de CO2 que el negro de carbón virgen producido por la combustión incompleta de gas natural y otros hidrocarburos aromáticos. Y lo que es tan importante o más: ofrece una salida a los millones de neumáticos que se desechan cada año en el mundo, cumpliendo así con los objetivos de la economía circular y la sostenibilidad de los residuos.

Un comentario

  1. Felicidades y adelante suerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *