COVID19Residuos

5 cosas que deberías saber sobre la gestión de residuos ante el COVID-19

Hace a penas un par de meses ni siquiera conocíamos su nombre, sin embargo hoy el COVID-19 se extiende por todo el mundo poniendo patas arriba nuestras vidas en más de un sentido. Durante el trascurso de esta pandemia, que nos mantiene a muchos confinados en casa, seguimos consumiendo productos (sobre todo de alimentos y bebidas, aunque también de artículos para el hogar, higiene personal…) y generando residuos que es necesario tratar.

Mantener nuestros barrios, pueblos y ciudades limpios ha sido siempre una prioridad para los gestores municipales y más aún si cabe en las actuales circunstancias. Las empresas encargadas de la recogida y la gestión de los residuos continúan haciendo su labor con normalidad, con el fin de garantizar la seguridad y la salud de todos, tanto trabajadores como consumidores.

El pasado 19 de marzo el Ministerio de Sanidad Consumo y Bienestar Social emitía una orden ministerial que establece instrucciones concretas para la gestión de residuos en la situación de crisis sanitaria causada por COVID-19. Muchas de esas directrices están relacionadas con el manejo de los residuos domésticos, ya sea en hogares en cuarentena con personas infectadas por Coronavirus o en hogares sin positivos, así como la gestión de desechos en hospitales, ambulancias, residencias de mayores, hoteles medicalizados, laboratorios y establecimientos similares en contacto con el virus.

Es posible que en estos días algunos de nosotros nos veamos obligados a cambiar nuestros hábitos de comportamiento a la hora de gestionar los residuos del hogar, mientras a otros les valga con recordar la importancia de reciclar y separar la basura en origen adecuadamente. A continuación te detallamos las cinco recomendaciones básicas que deberías tener en cuenta antes de sacar la basura durante la crisis del Coronavius.

El servicio de recogida de basuras municipales sigue funcionando con normalidad

“La recolección y gestión de los residuos municipales se considera un servicio esencial”, tal y como se indica en la resolución publicada por el Ministerio de Sanidad sobre el manejo de los residuos domésticos ante el COVID-19. Las administraciones competentes “deben garantizar la recogida de residuos con una frecuencia suficiente” para evitar la acumulación de basura fuera de sus contenedores, así como el tratamiento posterior, señala la orden ministerial.

Algunas ciudades, como Madrid, han llegado aún más lejos y han puesto en marcha un servicio de barrido de vías públicas con camiones cisterna para evitar la dispersión del virus. Los camiones disponibles a tal efecto utilizarán agua con detergente para la limpieza de las calles del municipio. Estos camiones estarán acompañados de operarios con mochilas pulverizadoras equipadas con productos desinfectantes como la lejía.

Gestión de residuos en hogares en cuarentena por positivo en COVID-19

En hogares en cuarentena donde haya algún positivo por COVID-19, la basura generada en el interior de la vivienda se depositará en el contenedor de fracción resto, estando terminantemente prohibido depositarla en los contenedores de recogida separada de residuos (orgánica, envases, papel, vidrio o textil) o su abandono en el entorno.

El material desechable utilizado por la persona enferma y sus cuidadores (guantes, pañuelos, mascarillas), así como cualquier otro residuo del paciente se ha de eliminar en un cubo de basura dispuesto en la habitación, preferiblemente con tapa y pedal de apertura. La bolsa de plástico donde se depositen estos desechos deben tener cierre hermético y cerrarse antes de sacarse de la habitación. Estos residuos podrán descartarse con el resto de la basura del hogar siempre y cuando se introduzcan en una segunda bolsa cerrada herméticamente.

Manejo de residuos en hogares sin positivos ni cuarentena

Durante estos tiempos difíciles, es bueno recordar que una de las reglas básicas de la gestión de residuos sigue siendo evitar la generación de basura en la medida de lo posible. En los hogares sin casos de Coronavirus ni cuarentena, la separación selectiva se realizará de forma habitual, recordando a los ciudadanos la importancia de depositar sus desechos en el contenedor adecuado (papel, vidrio, envases, textil o orgánica en su caso), con el objetivo de fomentar al máximo el reciclaje, en un momento donde se va a producir un aumento de la fracción resto debido a la crisis del COVID-19.    

Los Sistemas Integrados de Gestión de Residuos (SIG) seguirán funcionando con total normalidad para evitar la acumulación de basura fuera de sus contenedores o para que algunas actividades de vital importancia, como el sector sanitario o agrícola, continúen  con su tarea. En el caso de SIGNUS o SIGAUS se llevará a cabo la recogida selectiva de los neumáticos y del aceite usado en todos los talleres de España que así lo requieran. Según la Orden del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (TMA/259/2020, de 19 de marzo), queda autorizada la apertura de los talleres de reparación y mantenimiento de los vehículos durante el estado de alarma decretado por el Gobierno con motivo de la crisis del COVID-19.

Por último, se recuerda a los ciudadanos que “los guantes de latex o nitrilo empleados para hacer la compra u otros usos no son envases y por tanto no deben depositarse en el contenedor de envases ligeros (amarillo)”.

Residuos hospitalarios y centros con un alto nivel de contagio

Las bolsas de los centros y lugares donde haya un alto nivel de personas afectadas por COVID-19 (residencias de ancianos, hoteles medicalizados, etc.) se recogerán por separado durante el tiempo que dure la crisis de salud, dado el alto nivel de generación de desechos asociados a estos centros. Estas bolsas se identificarán externamente (por ejemplo, mediante cinta aislante o similar) y se depositarán de acuerdo con lo establecido por las autoridades responsables de la recogida de residuos.

Los residuos en contacto con COVID-19 de hospitales, ambulancias, centros de salud, laboratorios, así como los derivados de la desinfección de instalaciones se considerarán infecciosos y se tratarán como tales, de acuerdo con la legislación vigente sobre residuos sanitarios.

Gestión y tratamiento de los residuos “contaminados” por el COVID-19

Los residuos provenientes de circuitos relacionados con el COVID-19 serán enviados a plantas de incineración o relleno sanitario, quedando prohibida la apertura de estas bolsas de residuos manualmente. Cualquier tratamiento previo se llevará a cabo de forma automática, permitiendo la selección manual solo para la separación de desechos voluminosos, metálicos u otros que no entran en bolsas y cuya separación es necesaria, siempre que se tomen todas las medidas de seguridad oportunas.

Las plantas de cemento con permiso para el aprovechamiento energético de los residuos procederán a la incineración de estos desechos “contaminados” a solicitud de las autoridades competentes. Los materiales que sean recuperados en los procesos de valorización energética durante el periodo de pandemia serán almacenados un mínimo de 72 horas antes de ser expedidos, evitando al máximo su manipulación al almacén.

En las instalaciones de tratamiento de residuos municipales hay que evitar el contacto directo con los residuos. El personal prescindirá de llevar a cabo procesos de selección manual, manteniendo los sistemas automáticos en funcionamiento siempre que sea posible. Asimismo, se han desarrollado protocolos específicos para la protección de los trabajadores y la desinfección de equipos y vehículos, entre los que se encuentra el suministro de Equipos de Protección personal (EPI) o separar los turnos de trabajo para evitar contagios generalizados.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *