DIYTutorial

Cómo hacer un guardamangueras con un neumático

Si tu manguera siempre acaba enmarañada en algún rincón del jardín, este proyecto te interesa. Este guardamangueras casero decorado como un aro salvavidas es fácil de hacer, creativo y muy práctico. ¡Ojo al paso a paso!

MATERIALES: Neumático reciclado, imprimación universal, pintura plástica, tornillos, estribos metálicos, cuerda.

HERRAMIENTAS: Sierra de calar, atornillador eléctrico, cepillo, cúter, paletina, rotulador, cinta de carrocero. 

Paso 1: Limpiar el neumático

Como debes hacer siempre que te enfrentes a proyectos de bricolaje con neumáticos usados, limpia a fondo su superficie antes de empezar a trabajar. 

Comienza frotando la goma con un cepillo de cerdas duras, que te servirá para acabar con cualquier resto de polvo u otro tipo de suciedad superficial que pueda tener. Después, repasa la superficie con un estropajo, agua y un poco de detergente hasta que quede limpia. Si hay manchas de grasa, aplica un producto específico para acabar con ellas.

Paso 2: Cortar el neumático

Una vez que el neumático esté limpio y seco, es el momento de hacer un corte en una de sus caras para retirar la franja de goma que va del hueco interior hasta la banda de rodadura. De esta manera, el espacio de almacenamiento será más amplio, haciendo que guardar o sacar la manguera sea más cómodo. 

Con la ayuda de un rotulador de un color vivo, marca una línea que recorra la zona por la que tienes que hacer el corte. Después, abre una primera incisión en la goma con un cúter y pasa por ella la hoja de tu sierra de calar, que debe ser para metal –las hojas de sierra para madera pueden dañar la goma–. Selecciona una velocidad de pendulación alta en la herramienta y corta poco a poco siguiendo la línea marcada, sujetando el neumático con firmeza para controlar la vibración. 

¡Importante! No olvides usar equipos de protección para trabajar con seguridad y evitar incidentes. Usa guantes, gafas de trabajo y una mascarilla.

Paso 3: Pintar el neumático

Turno para la decoración de tu nuevo guardamangueras. Para darle el aspecto de un aro salvavidas, usa una pintura plástica naranja como fondo y otra de color blanco para pintar cuatro franjas verticales.

Antes de pintar, coloca un trozo de papel protector para no manchar tu superficie de trabajo, fijándolo con un poco de cinta de carrocero. Después, pon sobre el papel dos listones de madera paralelos sobre los que posar el neumático, de tal manera que puedas separarlo de la superficie y pintarlo con comodidad.

Si la pintura que vas a utilizar lo requiere, como en este caso, aplica una capa de imprimación por toda la superficie del neumático. Hacerlo te ayudará a mejorar la adherencia del producto, consiguiendo un resultado uniforme, y aumentará su durabilidad. Tras esto, una vez que la goma esté seca, aplica una capa de pintura naranja por toda la superficie del neumático y vuelve a dejar secar. A continuación, delimita cuatro franjas verticales equidistantes con cinta de carrocero y píntalas con pintura blanca, creando las bandas típicas de los aros salvadidas. 

Aunque en este caso la pintura utilizada es plástica, tienes otras opciones a la hora de decorar tu neumático. Para saber un poco más sobre los tipos de pintura que puedes usar y sus características, te recomendamos que le eches un vistazo al post en el que te explicamos cómo pintar neumáticos usados para proyectos de bricolaje.

Paso 4: Colocar los estribos y la cuerda para decorar el guardamangueras

¡Último paso! Para acabar de darle aspecto de aro salvavidas a tu nuevo guardamangueras, coloca una cuerda blanca que rodee el neumático. Para poder hacerlo, fija cuatro pequeños estribos metálicos en su superficie, por lo que pasarás la cuerda. Colócalos de manera equidistante entre las franjas verticales, a unos centímetros del borde superior, usando un atornillador eléctrico. 

Para acabar, coloca la cuerda blanca. Pásala por el interior de los cuatro estribos, dejando que descuelgue un poco entre ellos, y asegura con un nudo al final. ¡Se acabó! 

¿Qué te ha parecido el proceso? Bastante sencillo, ¿no? Con pocos materiales y sin grandes conocimientos de bricolaje, puedes crear este accesorio divertido y práctico para el jardín o la terraza de casa. ¡A por ello!


Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *