DIYReciclaje

Cómo hacer unos pendientes con una cámara de bici

¿Se te ha pinchado la cámara de tu bici y no puedes repararla? ¡Reutilízala! Te contamos cómo puedes transformarla en unos pendientes con forma de hoja muy originales. Son bonitos, creativos y ¡sostenibles!

MATERIALES: Cámara de aire, ganchos metálicos para pendientes, pintura en spray, cartulina.

HERRAMIENTAS: Tijeras, alicates, punzón, lápiz, rotulador, trapo, cinta de carrocero.

Paso 1: Cortar la cámara de la bicicleta

Empieza cortando, con la ayuda de unas tijeras, un trozo rectangular de la cámara de aire con el largo suficiente para crear unos pendientes del tamaño que quieres. Despues, introduce la hoja de la tijera por el interior de la goma y corta los laterales para separar sus caras y quedarte con dos piezas independientes. Cada una e ellas te servirá para crear uno de los pendientes.

Cuando acabes, limpia en profundidad la goma con un trapo humedecido y, si es necesario, algún producto de limpieza para acabar con los restos de grasa.

Paso 2: Preparar la plantilla

Dibuja la silueta de tus pendientes en una cartulina para crear una plantilla que puedas trasladar a las dos piezas de goma. De esta manera, conseguirás que tus dos pendientes en forma de hoja sean exactamente iguales. Cuando lo tengas, con unas tijeras.

Paso 3: Recortar las figuras

Con la ayuda de la plantilla de cartulina, traza la silueta de los pendientes en las piezas de goma. Para ello, usa un rotulador de un color que contraste con el negro del material, de tal manera que te resulte sencillo seguir la línea a la hora de cortar.

Cuando tengas las dos figuras dibujadas, córtalas con unas tijeras. Después, hazles pequeños cortes triangulares en los laterales, tres a cada lado, para que se asemejen aún más a la forma de una hoja.

Para acabar este paso, borra los restos de rotulador blanco de la goma frotando con un paño húmedo.

Paso 4: Pintar los pendientes

¡Hora de pintar! Si quieres decorar tus pendientes, puedes utilizar un poco de pintura en spray multisuperficie o algún otro producto capaz de cubrir de manera eficaz la goma de la cámara de aire. Según el producto que utilices, quizás debas aplicar antes una capa de imprimación, que asegurará que la pintura se adhiere por igual por todas las zonas del material.

Puedes pintar cada hoja de un color, las dos de un tono que te guste o, como en este caso, hacer un diseño bicolor pintando solo una zona de los pendientes. Para ello, cubre una parte de las piezas con cinta de carrocero y, con tu superficie de trabajo protegida, aplica la pintura. Después, deja secar.

Paso 5: Montar los pendientes

Cuando la pintura esté seca, es el momento de terminar el montaje de tus nuevos pendientes.

Con la ayuda del punzón u otra herramienta similar, abre un agujero en la parte superior cada pendiente, pegado a la punta de la hoja. Trata de hacerlo de la manera más precisa posible, con cuidado de no desgarrar la goma. Si te resulta más cómodo, puedes apoyar los pendientes sobre tu superficie de trabajo para hacerlo, aunque debes asegurarte antes de protegerla para no dejar marcas.

Tras hacer los agujeros en la goma, abre con unos alicates las anillas de la parte inferior de los ganchos, pasa el metal por los agujeros de la goma y vuelve a cerrar. ¡Ya tienes los pendientes!

Aunque en este caso los pendientes tienen forma de hoja, las posibilidades son infinitas. La goma de las cámaras de bici es una materia prima con la que puedes trabajar con facilidad para crear todo tipo de figuras. Todo depende de tu imaginación y tu destreza con las tijeras. ¡A por ello!

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *