DIYReciclajeTutorial

Cómo pintar neumáticos usados para tus proyectos

¿Tienes un neumático usado y necesitas pintarlo para alguno de tus proyectos de bricolaje? Convertirlo en una mesita, un asiento, en una cama para tu mascota… Te contamos qué productos puedes utilizar y cómo debes hacerlo para conseguir un buen resultado.

MATERIALES: Neumático, imprimación universal, pintura plástica, pintura en spray, papel protector, listones de madera.

HERRAMIENTAS: Paletina, cepillo de cerdas duras.

Paso 1: Limpiar el neumático a fondo 

Es muy importante que limpies a fondo el neumático antes de pintarlo para que el acabado no se resienta. Empieza repasando la superficie con un cepillo de cerdas duras, que te ayudará a deshacerte de la suciedad más superficial, como restos de arena o polvo. Después, frota la goma con un estropajo y un poco de agua, incidiendo en el interior de los surcos, hasta que la superficie quede completamente limpia. Si tiene manchas de grasa, usa un producto específico para acabar con ellas. 

Cuando acabes de limpiar, deja que el neumático se seque por completo antes de seguir trabajando.

Paso 2: Proteger la superficie de trabajo

Coloca un poco de papel protector sobre tu superficie de trabajo para evitar que se manche: extiende un trozo amplio sobre la zona y fíjalo con un poco de cinta de carrocero.  Busca también un par de listones finos de madera para poder posar el neumático sobre ellos. De esta manera, podrás trabajar con mayor comodidad, sin que la goma toque la mesa. ¡Todo listo para pintar!

Paso 3: Aplicar una imprimación 

Aplica una capa de imprimación sobre la superficie del neumático con la ayuda de una paletina. Aunque no se trata de un paso imprescindible para determinados tipos de pintura, es muy recomendable. Imprimar la goma del neumático te ayudará a mejorar la adherencia de la pintura que utilices, asegurando un resultado uniforme y estético, y aumentará su durabilidad.  

Existen varios tipos de imprimaciones para diferentes materiales, así que debes asegurarte de que la que utilizas es adecuada para preparar la goma del neumático. En este caso, se trata de una imprimación universal, apta para todo tipo de superficies.

Paso 4: Pintar el neumático 

Una vez que la imprimación haya secado, puedes aplicar la pintura que quieras sobre la superficie de tu neumático. Según dónde quieras poner tu proyecto, el tiempo que quieras invertir en el proceso o el resultado que busques, puedes elegir entre un tipo de producto u otro. En este caso, hemos probado dos opciones diferentes: una pintura plástica al agua y una pintura en spray. 

La pintura plástica te vendrá genial si quieres un recubrimiento resistente y no te importa invertir un poco más de tiempo en el proceso. Se trata de un producto que no desprende mucho olor, así que puedes aplicarlo en interiores bien ventilados sin problema. 

Aplícala con la ayuda de una paletina hasta cubrir toda la superficie y deja secar el tiempo recomendado por el fabricante. Por lo general, como se trata de un tipo de producto con bastante capacidad de cubrimiento, te bastará con una capa.

Si lo que quieres es decorar tu neumático de forma rápida y efectiva, apuesta por la pintura en spray. Puede ser menos resistente que la pintura plástica, pero te permitirá conseguir resultados más finos.

Dadas las características del producto, es muy importante que el lugar en el que la apliques esté muy bien ventilado y que uses una mascarilla. Antes de pintar, agita el bote a conciencia durante al menos un minuto y haz una prueba previa sobre una superficie desechable para familiarizarte con el producto.

Pinta el neumático dando pasadas cortas, a unos 20 cm de la goma, tratando de no pasar mucho por el mismo lugar para evitar que la pintura se acumule en exceso y acabe generando goterones. Aplica varias capas finas, dejando tiempo de secado entre ellas, hasta cubrir por completo la goma. Cuando acabes, deja secar el tiempo recomendado por el fabricante.

¡Muy importante! Cuando acabes de pintar, no olvides purgar el bote de pintura sobre una superficie desechable. Dale la vuelta y, con el envase boca abajo, aprieta la boquilla hasta que solo salga aire, sin restos de pintura. De esta manera, te asegurarás de que la boquilla no queda obstruida y puedas utilizar la pintura en otra ocasión.

Utilices una pintura plástica o una en spray, es fundamental que sigas las recomendaciones del fabricante de cada producto para asegurar un buen acabado. Ya tienes las claves fundamentales para decorar tus neumáticos usados y reutilizarlos para tus proyectos de bricolaje. Si, además de pintar, necesitas cortar la goma, puedes leer esta otra guía en la que te contamos cómo hacerlo de manera efectiva: cómo cortar neumáticos. ¡Manos a la obra!




Tags:

Un comentario

  1. […] Aunque en este caso la pintura utilizada es plástica, tienes otras opciones a la hora de decorar tu neumático. Para saber un poco más sobre los tipos de pintura que puedes usar y sus características, te recomendamos que le eches un vistazo al post en el que te explicamos cómo pintar neumáticos usados para proyectos de bricolaje. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *