fbpx
Moda sostenible

10 pasos para conseguir un armario sostenible

En los últimos tiempos tanto marcas como medios de comunicación han utilizado el término sostenibilidad tan a la ligera que pocos saben lo que es realmente la producción y consumo sostenible. Y, si estás leyendo estas líneas, probablemente te hayas preguntado cómo aportar tu granito de arena modificando tus hábitos de consumo, para convertirlos en más conscientes y responsables.

La sostenibilidad en la industria de la moda puede tomar muchas formas, pero en líneas generales, podríamos decir que un armario sostenible tiene un menor impacto en nuestro planeta. Por ejemplo, podemos confirmar que el algodón orgánico tiene el menor impacto medioambiental en comparación con el resto de tipos de algodón. Utilizar poliéster reciclado en vez de poliéster virgen es otra manera de asegurarte de que vistes de manera responsable con el planeta. Además de la ropa reciclada y los tejidos responsables, hay muchas otras maneras de crear un armario que adoraría la Madre Tierra. Sigue leyendo y descubre los tips que necesitas para conseguir el armario sostenible que deseas.

1. Empieza con la organización

A la hora de crear tu armario sostenible, es imprescindible que nos centremos en organizar y evaluar la ropa que tenemos. Al fin y al cabo, ¡la prenda más sostenible es la que ya está en el armario!

Para empezar, organiza tu ropa en categorías. Por ejemplo, agrupa todos tus pantalones, después las camisetas, jerséis, etc. Una vez que tengas los montones hechos, separa lo que quieras quedarte de lo que ya no quieras que vuelva tu armario, y recuerda dar una segunda vida a la ropa que ya no quieras. La reutilización es clave a la hora de construir un armario sostenible.

2. Busca información

Ahora que ya sabes exactamente qué tienes y qué necesitas, llegó el momento de buscar las marcas que producen en línea con tus valores. Identifica empresas que sean transparentes con respecto a dónde producen, y cómo. También puedes identificar las empresas que cuentan con proveedores que se responsabilizan de su impacto medioambiental y se esfuerzan por proteger a sus trabajadores. Entérate bien de los valores de las marcas candidatas a introducir en tu armario, así como del origen de los tejidos que utilizan. Considera también utilizar prendas vintage que, además de únicas, tienen una calidad superior a la de las prendas actuales.

3. Revisa tus hábitos de compra

OK, ya has hecho tu búsqueda; pero antes de comprar, es hora de cambiar tu mentalidad de “querer” por la de “necesitar”. Este paso es esencial para crear tu armario sostenible. Tener demasiadas prendas por si acaso solo te hará tener ropa en el armario que no necesitas, convirtiéndose finalmente en un residuo. Ahorra tiempo, dinero y contribuye a preservar el planeta comprando prendas que necesites y utilices de manera continuada.

4. ¿…Seguro que te lo vas a poner?

Con nuestro enfoque puesto en el consumo consciente, es hora de evaluar si de verdad la ropa que pensamos comprar nos la vamos a poner. Aunque a priori la prenda en sí esté producida de manera responsable, si no te la vas a poner dejará automáticamente de ser sostenible. Apuesta por un armario atemporal y utiliza tu ropa tantas veces como puedas antes de que pase a una segunda vida.

5. Compra prendas versátiles

Una clave para consumir moda de manera sostenible es buscar la versatilidad. Busca prendas que puedas utilizar en diferentes estaciones del año y que te permita mezclar estilos. La idea detrás de crear tu armario sostenible es crear una cápsula de básicos que puedas combinar para crear numerosos looks.

6. No te olvides de mirar la etiqueta de la composición

Revisa la composición de cada una de las prendas que te plantees comprar (no vale con la etiqueta de la marca donde probablemente te intenten vender propiedades sostenibles, hay que mirar la etiqueta de dentro de la prenda). Este punto es muy importante y hay que estar en constante alerta, ya que hay muchas marcas que emplean prácticas de greenwashing para vendieron la idea de que sus prendas están producidas de manera responsable cuando en realidad no es así. También es importante en este punto prestar atención a las certificaciones, son la clave para determinar el grado de trazabilidad de las prendas que queremos comprar.

7. Control de calidad

Probablemente hayas escuchado hasta la saciedad la frase “calidad mejor que cantidad”. Si la calidad de una prenda es mala, faltará el componente sostenible porque la durabilidad es muy baja. Acostúmbrate a revisar costuras, botones y cremalleras, es un buen indicador de la calidad de la prenda.

Mientras que la mayoría de la gente asocia buena calidad a un precio alto, puede resultar muchas veces en lo contrario. Como comentábamos más arriba, muchas tiendas vintage y de segunda mano tienen prendas únicas de otras épocas a muy buenos precios. Importante realizar también en este caso el control de calidad: mira siempre la etiqueta de la composición, así como costuras, etc.

8. Invierte con cabeza

Un tip clave a la hora de darle un giro sostenible a tu armario es tener mentalidad inversora: adquiere prendas de buena calidad que vayan a durarte más en lugar de comprar cosas que te duren dos puestas. También te aconsejamos que inviertas más en prendas del día a día, en lugar de prendas para ocasiones especiales. Un vestido que te has comprado para una boda, probablemente se quede en tu armario sin usar. Sin embargo, una cazadora vaquera es un buen básico en el que invertir, ya que te puede durar décadas si la cuidas bien. En las ocasiones especiales, mejor optar por el alquiler de ropa. En nuestro país, empresas como Borow, La Más Mona y Lend the Label ya se han hecho hueco en el alquiler de ropa para eventos.

9. Cuida la ropa

La ropa necesita de cuidados especiales para garantizar que duren lo máximo posible, Asegúrate de seguir las instrucciones de cuidado que garantizarán la durabilidad de tus prendas sostenibles. Dobla los jerséis en lugar de colgarlos para evitar que se den de sí, lava la ropa cuando necesite ser lavada y prioriza el secado al aire en lugar de la secadora. ¡Cuanto mejor trates tu ropa, mejor te tratará a ti!

10. Repara, reutiliza y recicla

Por ultimo, y no por ello menos importante, recuerda reparar tu ropa siempre que puedas, para reutilizarlas todo lo posible. Al finalizar su vida útil, en lugar de tirarla, opta por donarla o venderla en sitios como Vinted o Percentil.

Marcas que te ayudarán a crear tu armario sostenible

Sabemos que a veces puede ser difícil reconocer las marcas que de verdad tienen una esencia sostenible. Para hacerte la búsqueda más fácil, te proponemos que visites el directorio de marcas de neomatique para descubrir marcas con valores que emplean neumático reciclado en sus productos. ¡Nunca antes había sido tan fácil crear tu propio armario sostenible!

Tags:

Un comentario

  1. […] panic, Huston. Tenemos soluciones. Pese a tantas estadísticas desalentadoras, fabricantes y consumidores somos cada día más conscientes de la necesidad de cambiar producciones y conductas. La industria está preocupada y está […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *