MecánicaNeumáticos

Consejos si tu coche ha estado (y va a seguir) varias semanas parado

Cuidados si tu coche va a estar parado mucho tiempo

Una de las consecuencias de estas semanas de confinamiento ha sido la abrupta caída del uso del vehículo privado. En su amplísima mayoría, han quedado estacionados en la vía pública y garajes a la espera de que vuelvan a circular. Pero, ¿qué le sucede a tu coche cuando lleva tiempo parado?, ¿de qué forma le ha afectado el confinamiento? “Después de varias semanas parado, hay varias partes del vehículo que conviene revisar para verificar que están en buen estado. Aunque depende mucho de su antigüedad y de si duerme en la calle o en el garaje. También conviene desinfectar el interior para evitar contagios del coronavirus”, explica Hugo Ureta-Alonso, director de Comunicación Técnica de Michelin.

Y es que una de las diferencias principales es dónde tienes aparcado el vehículo: en un garaje a resguardo o en la vía pública a la intemperie. Entre las dos ubicaciones cambian las condiciones atmosféricas a las que se ve sometido el vehículo; fundamentalmente la temperatura y la lluvia tienen un efecto directo sobre el motor, los neumáticos y la carrocería. Para ello, en caso de que el vehículo esté sometido a los elementos, mejor cúbrelo con una lona. Si está a resguardo, este factor será poco determinante y no será necesario más allá de evitar que coja polvo. Los vaivenes de temperatura también afectan a los aceites haciéndolos más viscosos y pueden afectar al correcto funcionamiento del vehículo. Tenlo en cuenta para evitar problemas mayores.

La batería: la primera víctima

El primer elemento del vehículo a acusar la parada es la batería. La batería suministra la energía necesaria para que el motor arranque y puede descargarse por diferentes motivos: dejar las luces o la radio encendidas, un cortocircuito o tener un alternador defectuoso, entre ellos. Pero hay otro que, derivado del confinamiento, ha provocado más de una sorpresa. Y es que, aunque el vehículo esté parado, sigue consumiendo batería. “En los coches antiguos se recomienda desconectar el borne negativo cuando va a haber varias semanas de parada. En los modernos mejor no, ya que afectaría a la electrónica, reloj, etc.”, añade Ureta-Alonso.

Los neumáticos: esencial

Uno de los aspectos que tienes que revisar periódicamente (y más cuando el vehículo ha estado estacionado durante largos periodos de tiempo) son los neumáticos.  “Es imprescindible revisar la presión, que seguro que ha bajado en varias semanas de parada. También conviene revisar si están cuarteados. El fenómeno del flat-spotting o plano de rueda supone una deformación permanente de la parte del neumático en contacto con el suelo después de un largo tiempo de parada, en especial con presiones bajas. No se suele apreciar a la vista, pero puede provocar vibraciones al conducir”, recuerdan desde Michelin.

Y es que, aunque visualmente no sea apreciable, la presión de los neumáticos se reduce paulatinamente esté o no el vehículo en circulación. Por ello, es muy importante que antes de volver a cogerlo revises su presión. Y aunque aparentemente estén bien, acude a la gasolinera más cercana y, después de consultar la recomendación del fabricante sobre cuál es la presión que deben tener, comprueba que esta sea la correcta.


Puedes aprovechar ahora para hacer una revisión anual. “Conviene revisar los niveles de líquidos, los frenos, que no estén cuarteados los manguitos, o que no estén pegadas las escobillas limpiaparabrisas. Si aprecias cualquier anomalía o dudas, acude a consultar un especialista. Nuestra seguridad depende de ello”, aconseja Hugo Ureta-Alonso

Tags:

Un comentario

  1. […] parados desde el pasado 14 de marzo. Muchos de ellos incluso lo han hecho en la calle, con el correspondiente desgaste que eso conlleva. Llegado el momento de encender de nuevo el motor de nuestro coche es recomendable seguir unas […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *