ArteArtistas en verde

Cuerpos desnudos pintados que hablan de nuestra relación con la naturaleza

Camaleón obra de Johannes Stotter

Un vídeo de obras artísticas pintadas sobre cuerpos humanos en vez de lienzos se ha hecho viral en estos días de confinamiento. Cuerpos que se transforman mágicamente en ranas, mariposas, camaleones… Hemos contactado con su autor, que se presenta como ‘el maestro de las ilusiones’ y ‘el chamán de los cuerpos pintados’. Johannes Stötter vive en los Alpes italianos, rodeado de naturaleza, de la que saca inspiración para sus impactantes obras, que traemos hoy aquí, a nuestra serie de ‘Artistas en verde’.

En estos tiempos raros de confinamiento, días en los que muchos pensamos que deberíamos ver esta brutal crisis como un aviso para cambiar nuestra relación con la naturaleza, con el planeta, con el resto de la biodiversidad, sin la prepotencia característica de las ricas sociedades occidentales,  muchos hemos recibido en el móvil, entre decenas y decenas de vídeos, uno muy especial. Yo personalmente lo he guardado como uno de mis favoritos entre toda la avalancha de ocurrencias, gracias, mensajes y auténticas obras maestras que han corrido y corren estos días por las pantallas.

Se trata de este vídeo de Johannes Stötter. Míralo y luego seguimos.

Antes, Stötter había hecho virguerías sobre los cuerpos, pero estos animales camuflados entre la piel humana realmente han superado todo lo realizado anteriormente. Y le han dado una increíble fama mundial. En 2013, su obra de una rana tropical a partir de cinco cuerpos pintados se volvió viral, y lanzó su carrera a la estratosfera.

Nos hemos puesto en contacto con el artista, pues en estos tiempos en los que nos estamos replanteando toda nuestra manera de vivir, qué mejor que celebrar con él que el 22 de abril, fue el Día Mundial de la Tierra.

Como ya es norma en estos tiempos de coronavirus, lo primero es preguntarle que tal están él y sus seres queridos, más cercanos.

“Estamos bien, afortunadamente”.

Johannes vive con su familia en una pequeña localidad en los Alpes italianos, rodeada de bosques y montañas, en el norte de Italia. “Aquí la situación no es tan mala como en la Lombardía, en los alrededores de Milán. Pero qué duda cabe de que la situación está influyendo en mi vida y en mi trabajo. Por ejemplo, no puedo viajar, lo que supone una parte fundamental en mi trabajo. Pero intento emplear este tiempo en trabajar en ideas que tengo desde hace tiempo, proyectos para los que nunca había encontrado tiempo para llevarlos a cabo. Estoy haciendo bocetos, pintando fondos… Incluso tengo una modelo, mi novia…”.

Tus trabajos expresan una profunda relación entre los seres humanos y la naturaleza… ¿Qué piensas sobre nuestra sociedad y cómo nos relacionamos con el medioambiente?

Creo que nuestra sociedad tiene que entender mucho más sobre la naturaleza y nuestra relación con ella, sobre la vida y la humanidad.

¿Piensas que debemos cambiar nuestra relación con la Tierra? ¿Crees que esta crisis nos está enviando algún mensaje sobre esto? ¿Crees que vamos a aprender algo?

Yo espero que este crisis ayude a la gente a abrir sus ojos y mentes. Espero que finalmente comencemos a tratar a los animales como seres vivos iguales que nosotros y que comencemos a protegerlos como merecen.

Háblanos de tu ‘body painting’, tus cuerpos pintados. ¿Cómo empezaste? ¿Por qué?

Siempre quise ser artista y pintaba todo el rato. ¿De dónde surgió la idea de pintar sobre un cuerpo? Pues de ningún sitio, realmente. Solo que pensé que sería interesante intentarlo incluso cuando no sabía nada sobre este arte. Y la oportunidad surgió dos años después de saltarme la idea. Inmediatamente descubrí una nueva pasión y quise profundizar en ella. Me surgían más y más ideas y, ya ves, con el tiempo me convertí en un pintor profesional de cuerpos.

¿En qué te inspiras?

Encuentro inspiración principalmente en la naturaleza, pero también en la gente, en mi filosofía de la vida y algunas veces también en el día a día, en la vida cotidiana.

¿Tus primeros trabajos?

El primero, primero tuvo un motivo abstracto; pinté a tres personas sobre un fondo abstracto.

¿El último?

El de la mariposa, pero al mismo tiempo he realizado otros sobre ilusiones ópticas. Pienso que este tipo de trabajos son los más espectaculares que he hecho.

¿Tu favorito?

Pues probablemente sea ese, el de la mariposa.  

Háblanos del proceso. ¿Cuánto tiempo te lleva cada trabajo?

El proceso puede durar desde una hasta 10 horas, dependiendo del motivo. Los motivos de ilusiones ópticas suelen ser los más difíciles, los que requieren más tiempo. Además, son también los que necesitan mayor tiempo de preparación: hacer el boceto, ensayar las posturas, pintar los fondos… Otras veces sucede que el proceso de pintado corporal es batante rápido, pero, sin embargo, necesito más tiempo en el disparo, para obtener la foto perfecta o el vídeo perfecto.

¿Qué respuesta recibes del público?

El feedback es siempre positivo. La gente reacciona sorprendida y asombrada. Me doy cuenta de que no miran mi arte y ya está, lo olvidan pronto, sino que lo retienen en sus mentes, que realmente les impacta.

Un mensaje.

Creo que el principal mensaje que se puede enviar es que no hay separación entre los seres humanos y la naturaleza. Y otro más: a menudo las cosas no son como parecen ser.

Y un sueño.

Mi sueño es poder continuar el resto de mi vida creando este tipo de arte y haciendo feliz a la gente con él. También que cada vez más gente pueda seguir sus propios sueños y que el mundo se convierta en un lugar mejor para todos nosotros.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *