fbpx
Diseño sostenibleEconomía circularModa

Eco-diseño: ¿qué es y por qué es importante para la economía circular?

En vista de nuestro acercamiento al 2030, año en el que se deberían dar por cumplidos los Objetivos de Desarrollo Sostenible propuestos por Naciones Unidas, y los datos desoladores que arroja el último informe IPCC, se hace imprescindible que las empresas se acojan al eco-diseño a gran escala

En el contexto de la economía circular, se puede observar que por un lado las cadenas de reciclaje no están lo suficientemente adaptadas en la fase de fin de vida de los productos, y por otro lado, que los productos no están diseñados pensando en que posteriormente se puedan reciclar. Por tanto, podemos decir que no existe un adecuado alineamiento entre diseñadores de producto y las personas involucradas que las cadenas de reciclaje, en gran medida debido al gran intervalo de tiempo que pasa desde que se crea un producto hasta que se plantea su fin de vida.

¿Qué es el eco-diseño?

El eco-diseño es una metodología dentro del diseño que integra aspectos medioambientales en el proceso de creación con el fin de reducir el impacto medioambiental del producto o servicio que se crea, sobre todo en vistas al proceso de fin de vida y posterior descarte.

Hasta un 80% del impacto medioambiental de un producto viene dado durante su fase de diseño, según datos de la Unión Europea. Fabricar productos duraderos que al mismo tiempo sean fáciles de reparar y reciclar para darles una segunda vida es uno de los mayores desafíos del siglo actual. Solo de este modo podremos mitigar las nefastas consecuencias de la situación de producción masiva en la que nos encontramos actualmente. El Plan de Acción sobre Economía Circular que lanzó la Comisión Europea plantea acabar con este problema mediante la implementación del eco-diseño a gran escala.

La importancia del eco-diseño para la economía circular

Un diseño adecuado puede ayudar a reducir el impacto medioambiental de un producto en todas las fases de su vida útil: desde la extracción de materias primas, el transporte, y distribución al momento de finalizar su vida útil. El proyecto DEGREN propone varias estrategias aplicables al eco-diseño. Algunas consisten en utilizar materias primas naturales en lugar de derivados del petróleo, otras proponen centrar el diseño en su posterior reciclaje, o en ahorrar materiales sin sacrificar calidad.

No es la primera vez que las autoridades europeas promueven un diseño que respete el medio ambiente. Con la Directiva de Eco-diseño ya se adoptaron nuevos requerimientos para los electrodomésticos, como su facilidad para repararlos.

Con el tiempo, se desarrollarán directivas similares para otras industrias, como la industria textil, mobiliario o materiales de construcción. Para todas estas industrias se estima que el eco-diseño esté presente en un futuro.

En el campo de la moda, hay empresas que ya utilizan criterios de eco-diseño, como neomatique, y hay un gran número de pequeñas marcas españolas que promueven la moda sostenible bajo el paraguas de la Asociación de Moda Sostenible de España (AMSE)

Estas empresas aspiran a innovar y ser competitivas en sus respectivos sectores; está claro que un cambio en el sistema de diseño requiere tiempo y dinero, pero los beneficios vendrán en el largo plazo, tanto para las empresas que decidieron invertir en eco-diseño en su día, como para el medio ambiente. Es una necesidad real pasar a la acción y cambiar el destino que el planeta ha escrito después de las atrocidades realizadas por el ser humano en las últimas décadas. En definitiva, el diseño será eco-diseño, o no será.

Tags:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *