fbpx
NeumáticosReciclaje

Las historias de Jaime y Daniel (y XIII)

‘Este fin de semana tenemos un cumpleaños de la hija de Daniel y lo hacen en el bar del campo de fútbol del barrio. Menuda pereza, la verdad’, se dice para sí Elena mientras coloca la compra en la nevera. ‘Con lo poco que me gusta el futbol y cocinar’, se lamenta. Ha comprado los ingredientes para hacer una tarta para Elia, que es su primer año en el club de fútbol femenino.

-Jaime, este fin de semana tenemos el cumpleaños. ¿Sabes a qué hora es? – pregunta a su marido

-Sí, a las cinco de la tarde. Cada uno trae algo y ahí luego hay un partido a las siete del equipo de la hija de Daniel.

-No sabía nada del partido. Supongo que siendo su primer año le hará mucha ilusión que todos la veamos correr detrás del balón.

-Sí, el otro día fui a verla con Daniel y la verdad que se le da bien. En el descanso bajamos a darle ánimos y fue curioso porque vi algo que nunca antes había visto. No sé, como una especie de trocitos negros en el césped del campo de fútbol. ¿Sabes qué es? – pregunta Jaime

-Hace unas semanas rebuscando ideas de decoración por Internet leí que eso era caucho procedente de neumático triturado. Se ve que es muy habitual utilizarse en los campos de césped artificial. También se utilizan en las pistas de pádel – contesta su mujer

diseno-sin-titulo-27-Supongo que lo usan porque de esta manera se reduce el impacto de las pisadas de los jugadores y el césped dura más – responde dudoso

-Pero no es el único uso. ¿Te acuerdas volviendo de vacaciones que en el atasco nos quedamos cerca de un terraplén?

-La verdad es que no

-Menuda memoria tienes Jaime. Sí, aquel terraplén a la altura de Valencia. Bueno da igual, pues el terraplén ese estaba relleno de neumático triturado. Había un cartel que lo anunciaba. Pero según he ido leyendo, también se utiliza en vertederos, en asfaltos, en suelos de parques infantiles incluso para hacer chanclas.

-Ya, pero muchas de las cosas que me comentas son temas públicos. Y no sé si las administraciones están muy por la labor de reutilizar estos residuos para hacer todas estas cosas-duda Jaime

-No te quepa duda que al final sí. Aunque las cosas vayan más despacio de lo que debiera. Por cierto, ¿de qué quieres la tarta, de chocolate o de fresa?

-De piña – contesta sonriendo

-No me agotes la paciencia que al final la harás tú –contesta con una sonrisa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *