AsfaltosConstrucciónEconomía circular

Sacyr utiliza 200.000 neumáticos reciclados para hacer una carretera en México

Asfalto con polvo de caucho reciclado

Terminamos 2019 pidiendo a los Reyes Magos de Oriente una apuesta más decidida por la economía circular y damos la bienvenida al Nuevo Año con una buena noticia para la industria del reciclaje de neumáticos en España y América Latina: Sacyr ha completado las obras de rehabilitación de la autopista entre el Estado de México y de Hidalgo, donde ha utilizado más de 200.000 neumáticos fuera de uso en la producción de un asfalto sostenible.   

Una gran oportunidad

La construcción de carreteras y autovías, junto a los campos de fútbol de césped artificial y los parques infantiles, son los sectores con mayor experiencia en el uso de neumáticos reciclados, marcando el camino hacia la economía circular. Sin embargo, el asfaltado de carreteras tan solo supone el 4 % de todo el granulado de caucho que se produce en España actualmente.

Para dar un impulso a este mercado con grandes oportunidades de desarrollo, la filial de Sacyr, Valoriza Medioambiente, ha alcanzado un acuerdo con Composan Industrial para la industrialización y comercialización de la patente mundial RARX. Se trata de un innovador producto que se emplea como aditivo para carreteras y está compuesto en un 65 % por polvo de neumático reciclado. “El RARX es un ejemplo de economía circular, y demuestra claramente que el cuidado del medioambiente no tiene porque estar reñido con la calidad y la competitividad en las obras de asfaltado”, asegura la filial de Sacyr en un comunicado.

Ventajas y beneficios

Su principal ventaja es que no requiere de tanto mantenimiento como otras mezclas bituminosas disponibles en el mercado. Los firmes hechos con polvo de caucho reciclado sufren menos desgaste, tienen una menor tendencia al agrietamiento y una degradación térmica más lenta; cualidades todas ellas que se traducen en un ahorro de costes significativo a largo plazo. De esta manera, la nueva generación de asfaltos hechos con neumáticos usados no solo pone de manifiesto que la economía circular puede convertirse en una realidad en nuestras carreteras de aquí a unos años sino que además permite reducir el espesor de las mezclas bituminosas tradicionales y mejorar las prestaciones de los pavimentos, aportando un mayor confort al usuario y alargando la vida de las carreteras.

Proyecto en México

La vía A4S es de gran importancia en México, forma parte del eje troncal que conecta el océano Pacífico con el Atlántico. Después de las obras de restauración realizadas durante los últimos dos años, se ha convertido en uno de los proyectos más emblemáticos llevados a cabo en Latinoamérica con mezclas asfálticas sostenibles fabricadas a partir de caucho reciclado.

El tramo de autovía reasfaltado por Sacyr con el aditivo RARX tiene 183 kilómetros y cuenta con una intensidad media de tráfico de casi 20.000 vehículos diarios. La constructora global española también se encargará de la conservación de la carretera durante los próximos siete años. “El polvo de neumático que hemos añadido al asfalto minimizará el mantenimiento de la vía, preservando los recursos materiales y reduciendo nuestra huella de carbono”, señalan fuentes de Sacyr Concesiones.

Experiencia nacional e internacional

Actualmente Sacyr ocupa el sexto puesto en el ránking de los gestores de concesiones de infraestructuras de transporte del mundo, según Public Works Financing (PWF), con 37 activos distribuidos en diez países (España, Portugal, Chile, Colombia, Italia, Irlanda, Perú, México, Paraguay y Uruguay) que incluyen 4.211 kilómetros de autopistas.

Con la alianza de Valoriza Medioambiente y Composan Industrial para la comercialización de RARX, se crea la primera empresa para el desarrollo de mezclas bituminosas a partir de neumáticos usados cuyo objetivo es aportar soluciones técnicas y servicios que hagan real la economía circular en la carretera.

Este innovador producto ya se ha utilizado con éxito en México, en Chile y en España, tanto en algunos ensayos llevados a cabo en el municipio madrileño de Fuenlabrada como en la autopista de la Mancha o en la nacional A4 a la altura de Valdepeñas, donde se han asfaltado cinco kilómetros durante este verano. Además, RARX se exporta como aditivo a otros países como Alemania, Indonesia, Rusia y Estados Unidos.   

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *