fbpx
EmpresaSostenibilidad

5 startups españolas en busca de la sostenibilidad

La mayoría de las personas que vayan a leer esta entrada, cuando piensen en lo que es una startup, creerán que nos encontramos ante un término reciente, aparecido en los últimos años. La realidad, sin embargo, es bien distinta. Y es que, nos tenemos que remontar a la década de los 50 del siglo pasado para encontrar la primera startup.

¿Qué es una startup?

Por tanto, una startup en nada se parece a una empresa de reciente creación. La principal diferencia es que mientras una empresa “normal” sabe lo que va a vender (normalmente algún producto o servicio que ya existe), la startup se forma por la agrupación de varias personas (o incluso de una sola) y a partir de ahí buscan un modelo de negocio. Cada uno de los componentes de la startup aporta sus ideas para intentar solucionar un problema que tiene la sociedad o cubrir una necesidad que detectan que hay en el mercado. Por no tener, no tienen ni el conocimiento del cliente al que van dirigidos. Si la idea funciona, es aceptada por la sociedad y tiene éxito, entonces empezará a trabajar como una empresa tradicional, con su estructura, su departamento financiero, con sus clientes, etc.

Se puede decir que una startup primero es la idea y luego la empresa mientras que en una compañía nueva se crea una empresa sobre algo ya existente. Como hemos dicho, la intención de una startup es cubrir una necesidad o solucionar un problema. Y uno de los problemas más acuciantes a los que nos enfrentamos en la actualidad es el de la sostenibilidad.

España es uno de los países del mundo en el que hay una mayor cantidad de startups relacionadas con la sostenibilidad y el medioambiente. Algunas de las cuales han tenido éxito y se han convertido en empresas. Muchas de ellas han contado con el apoyo de iniciativas de apoyo al emprendimiento como Wayra de Telefónica o aceleradoras de startups como Lanzadera propiedad del dueño de Mercadona, Juan Roig. Veamos cuáles son algunas de las principales startups cuya idea inicial fue la de mejorar la sostenibilidad.

Climatetrade

Se trata del primer marketplace mundial de compensación de carbono basado en tecnología blockchain. La idea primigenia fue la de poner solución a los problemas que aparecieron  tras la creación de los créditos de carbono, por los que aquellas empresas y países que más contaminaban compraban créditos a aquellos que menos lo hacían. Este mercado se convirtió en algo bastante especulativo y opaco por lo que los impulsores de la startup vieron que utilizando una tecnología como blockchain, al estar trazadas todas las operaciones, se garantizaría la integridad de los datos y se podía evitar la doble contabilidad de los créditos de carbono. Para ello crearon el Amazon del crédito de carbono que pone e en contacto a los compradores de derechos de emisión de carbono con los desarrolladores de proyectos sostenibles. De esta forma son aquellos que desarrollan los proyectos los que ponen el precio, las transacciones se hacen en la propia web, se prescinde del intermediario especulador y, al utilizar el Blockchain, las transacciones son totalmente transparentes. Empresas como Santander, Telefónica, o Danone han utilizado Climatetrade, donde ya se han compensado más de dos millones de toneladas de carbono.

Solum

Startup sevillana nacida en 2019 con la idea de aprovechar espacios inutilizados en las ciudades y convertirlos en lugares de generación de energía renovable. La firma cuenta con tres productos. Uno de ellos es un software para gestionar las estaciones de carga, pero son los otros dos los realmente llamativos. El primero de ellos, que es la idea primigenia, se llama Arena y es es un pavimento capaz de generar energía solar con una eficiencia similar a un módulo solar gracias a las células fotovoltaicas de alto rendimiento integradas en la baldosa. Los paneles solares son similares a los que conocemos sólo que en este caso se han realizado modificaciones para que pueda ser transitado por peatones y tampoco sufra un gran deterioro. De ese producto nace Helios, una solución por el que una persona aparca su patinete o bicicleta eléctrica en una estación y ésta se va cargando utilizando la energía procedente de las baldosas solares. De esta forma se obtiene siempre energía limpia sin afectar a la estética de la ciudad.

Prismab

Reducir el consumo de agua e incrementar la producción son los dos objetivos que se planteó esta startup alicantina en su nacimiento. Y consigue a través de dos elementos: sensores y datos. Los primeros se instalan en el terreno y, desde su instalación envían datos constantes al agricultor sobre el estado de los suelos. Información relevante como por ejemplo, el grado de humedad o la calidad de los minerales. Con esos datos, que se ofrecen de forma constante, el agricultor sabe la cantidad de agua o de fertilizante que tiene que utilizar, lo que supone ahorro en agua y un aprovechaimento eficaz de los recursos hídricos. La ventaja del sistema es que grandes inversiones al contrario que los costosos sistemas tradicionales. La empresa piensa implementar la IA en un futuro próximo para conocer de forma más exacta la cantidad de agua que necesita un cultivo o la aparición de plagas.

ScrapAd

Fundada en 2020 en Eibar (Guipuzcoa) conecta compradores y vendedores de materiales reciclables en todo el mundo. La idea es la de solucionar dos problemas de este mercado: por un lado, que los recicladores puedan encontrar la mejor transacción de compra o venta para los materiales que tienen en su haber y lo puedan hacer de forma transparente y por otro lado, reducir al mínimo los residuos que acaban depositándose en el vertedero. De esta forma se apoya la economía circular y el cuidado del medio ambiente. ScrapAd ya opera en más de 71 países y abarca todas las ramas de los materiales reciclables.

Souji

Uno de los mayores contaminantes y generadores de residuos que tenemos en las casas es el aceite usado. Se trata de un residuo para el que además no hay contenedores cercanos como ocurre con el papel o el vidrio, por lo que es habitual que en muchas ocasiones acabe en los desagües de las casas. Souji, nacida en 2019, soluciona este problema ya que es un compuesto que consigue reciclar el aceite usado de cocina y trasformarlo en jabón o en detergente ecológico sin emplear sosa cáustica , ni tóxicos y en sólo un minuto.

Tags:

Un comentario

  1. […] ejemplo práctico de tres profesionales cuyo trabajo tiene un impacto positivo en relación con el cambio climático […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *