COVID19MascarillasResiduosSostenibilidad

Todo lo que debes saber sobre las mascarillas reutilizables ¿Son eficaces?

Si algo deberíamos haber aprendido de los errores del pasado es que no se puede salir de una crisis poniendo en riesgo la salud del planeta. Después de unos primeros meses titubeantes, cargados de dudas y mensajes contradictorios sobre la eficacia de las mascarillas reutilizables, cada vez son más las autoridades públicas y sanitarias (entre ellas, la Organización Mundial de la Salud) que recomiendan abiertamente la utilización de este tipo de protectores homologados para cuidar de nuestra salud y, al mismo tiempo, del medio ambiente.

Un dato nos ayuda a entender las dimensiones del problema ambiental de las mascarillas de usar y tirar:  El Instituto de Investigación Textil y Cooperación Industrial de Terrassa (INTEXTER) de la Universidad Politécnica de Cataluña ha calculado el consumo de mascarillas que se desechan al mes en España. “Si cada español utiliza una media de dos mascarillas quirúrgicas desechables a la semana, la cifra alcanza los 376 millones mensuales”, asegura INTEXTER. Esto supone el incremento de residuos plásticos, como el polipropileno, en más de 880 toneladas al mes que, en el mejor de los casos, acaban en plantas incineradoras o vertederos controlados. El resto son abandonados en la vías públicas, espacios naturales o en nuestros mares con graves consecuencias para la salud de plantas y animales. Organizaciones conservacionistas de todo el mundo vienen denunciando de forma constante el aumento indiscriminado de guantes y mascarillas en las campañas de limpieza que vienen realizando en ríos y playas últimamente, como puedes ver en este vídeo de la ONG francesa Opération Mer Propre (Operación Mar Limpio), en aguas de la Costa Azul al sur de Francia.

Falsas creencias sobre las mascarillas reutilizables

Una forma de reducir el impacto de las mascarillas de un solo uso en el medio ambiente es decantarse por opciones reutilizables. Pero su compra, así como las indicaciones de conservación o su vida útil siguen generando muchas dudas entre los consumidores a día de hoy. En este post queremos contribuir a desmontar algunos falsos mitos (o ideas equivocadas) sobre las mascarillas reutilizables, con la ayuda de la guía para la adquisión, confección y mantenimiento que ha elaborado la Fundación para la Prevención de Residuos y el Consumo Responsable Rezero y la colaboración de Juan Marcos Sanz, director de I+D de Textil Santanderina, una de las primeras empresas en certificar sus mascarillas de tela conforme a la normativa vigente. “Si la certificación para mascarillas higiénicas reutilizables salió el 15 o el 16 de abril (creo recordar), a la semana siguiente ya estábamos vendiéndolas y el 1 mayo teníamos listo el canal de venta online www.suandper.com”, recuerda Juan Marcos Sanz. 

La oferta de mascarillas reutilizables se encuentra claramente al alza, pero a menudo el consumidor no cuenta con la información suficiente ni con los conocimientos necesarios para hacer una compra adecuada. Factores como el grado de filtración o la respirabilidad son claves para garantizar la eficacia de las mascarillas y asegurar que realmente nos protegen frente a el virus.

Eficacia demostrada

Una de las críticas más repetidas al uso de mascarillas reutilizables es que no son efectivas en la lucha contra el virus. En la red circulan vídeos en los que se puede ver a gente soplando una vela o la llama de un mechero con la mascarilla de tela puesta. “Existe una gran confusión. No podemos mezclar la respirabilidad de un gas como el oxígeno con la capacidad de filtración de partículas sólidas o líquidas en suspensión. Son dos cosas distintas”, explica Juan Marcos Sanz.

Tipos de mascarillas

La eficiencia de filtración de una mascarilla depende de cómo de apretado sea el tejido y de la finura de las fibras y el diámetro de los hilos, mientras que en el caso de materiales no-tejidos dependerá, fundamentalmente, del proceso de fabricación. En principio, cuanto más finas sean las fibras, más efecto barrera tendrá el tejido, aunque hay que tener en cuenta que la confección de una mascarilla reutilizable es un proceso de ecodiseño donde se combinan tejidos absorbentes como el algodón (atrapan las gotículas) con otros repelentes como el polipropileno o poliéster (limitan la entrada de la contaminación exterior por la nariz y la boca).

Dificultad para respirar

Otra idea preconcebida sobre las mascarillas reutilizables es que no tienen una buena transpirabilidad, por lo que resultan incómodas al uso. La respirabilidad o, dicho de otra manera, la capacidad para respirar a través de una mascarilla depende del tipo de material, la eficiencia de filtración y la respirabilidad, llegando a complementarse o entorpecerse mutuamente según el caso. “Hay que escoger materiales que atrapen las partículas y gotículas y, a la vez, permitan respirar sin dificultad. Las mascarillas reutilizables bien confeccionadas tienen una transpirabilidad muy similar a las mascarillas higiénicas desechables”, indica Juan Marcos. Esta se mide en milibares (mbar), pascales (Pa) y en las distintas zonas de la mascarilla por centímetro cuadrado (mbar/cm2 o Pa /cm2).

Especificación UNE 0065

Actualmente existe una norma española, la UNE 0065, que regula todos estos requisitos. Los cubrebocas homologados, tanto desechables como reutilizables, son los que se recomiendan a la población en general. El personal sanitario, así como las personas contagiadas o aquellas que pertenecen a un grupo de riesgo (embarazadas, enfermos crónicos, etc.) utilizan mascarillas autofiltrantes (FFP1, FFP2 y FFP3) que protegen de dentro hacia fuera (evitan que nosotros emitamos los virus hacia el exterior de la mascarilla) y de fuera hacia dentro (la mascarilla evita la entrada de los virus en nuestro sistema respiratorio).

Las mascarillas reutilizables para adultos y niños UNE 0065 sólo filtran de dentro hacia fuera, por lo que se consideran solidarias (como ocurre con las quirúrgicas). Sin embargo, cuentan con una eficacia de filtración bacteriana muy alta (igual o superior al 90%) y de una transpirabilidad inferior a 60 Pa/cm2. “Las podemos distinguir porque en su etiquetado figura que están confeccionadas con arreglo a la norma UNE 0065”, señala Juan Marcos.

Además, debe venir claramente indicado el valor de eficacia bacteriana y la respirabilidad tras cinco ciclos de lavados o más. “Nosotros estamos muy acostumbrados a que nuestros clientes pidan el certificado exigible de la UNE 0065, pero no es lo habitual. La norma es de adscripción voluntaria y, por lo tanto, la legislación vigente deja la puerta abierta a la comercialización de mascarillas higiénicas que no cuentan con un estándar de calidad específico”, afirma Juan Marcos.

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha publicado un listado de materiales para mascarillas higiénicas reutilizables (materiales de una capa o combinaciones de materiales de varias capas) de diferentes fabricantes. Es un listado de carácter meramente orientativo que ha sido elaborado a partir de la información recibida por las empresas y se va actualizando y publicando en esta web

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *