fbpx

Asfaltos de goma para carreteras más silenciosas

El tráfico rodado es el principal responsable del ruido en las ciudades. El sonido que produce el motor de los coches y el roce de los neumáticos sobre el asfalto perturba el sueño de muchos españoles. El último Informe de Ruido y Salud de DKV-GAES asegura que los sevillanos, con un 31 %, son a los que más les cuesta conciliar el sueño por problemas de contaminación acústica, seguidos muy de cerca por madrileños y bilbaínos.

Consciente de esta realidad, el proyecto LIFE Soundless plantea reducir el ruido en las grandes ciudades mediante el desarrollo de carreteras silenciosas que velen por nuestra salud y nuestros sueños. Concretamente su propuesta consiste en poner en valor a toda una nueva generación de asfaltos hechos a base de betunes y materiales reciclados que tienen altas prestaciones acústicas. “Nuestro objetivo es diminuir el nivel de ruido de nuestras carreteras a través del empleo de residuos plásticos de origen agrícola, caucho procedente de la industria del automóvil y fibra textil de neumáticos fuera de uso”, señalan los responsables del proyecto en su página web.

Las primeros ensayos se han realizado en las poblaciones sevillanas de Coria del Río y el barrio residencial de Montequinto con unos resultados que invitan al optimismo, tal y como han puesto de manifiesto los representantes del estudio en una jornada celebrada en Valladolid a finales de enero. “Las mediciones realizadas en los tramos en pruebas en Sevilla muestran que los pavimentos Soundless consiguen reducir entre cuatro y siete decibelios el ruido de los coches respecto a las mezclas asfálticas convencionales. Esto quiere decir que la solución planteada se adapta muy bien a la problemática de la zona y está contando con el apoyo de los vecinos”, destaca Miguel Angel Morcillo, responsable del Área de Acústica y Vibraciones de la Fundación CIDAUT, una de las instituciones implicadas directamente en el desarrollo del estudio.

No es la primera vez que un proyecto de investigación confirma el buen comportamiento acústico de plásticos, cauchos y fibras textiles de neumático. La aportación fundamental de este estudio es pasar de los análisis de laboratorio a la monitorización a pie de obra. Cada seis meses el estudio recoge las mediciones tomadas sobre el terreno y las compara con el mapa de ruido de la zona para evaluar la durabilidad y el grado de éxito de las soluciones empleadas tanto desde un punto de vista mecánico como acústico.

Además de las ventajas acústicas, las nuevas mezclas asfálticas presentan una buena resistencia al agua, al envejecimiento, al deslizamiento y a la fisuración; cualidades todas ellas muy apreciadas en cualquier carretera y, en especial, en esta generación de aglomerados reciclados de gran valor ambiental.

Soundless es un proyecto de la Dirección General de Infraestructuras de la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía que arranca en febrero de 2017 con la colaboración de la Fundación Cidaut para la Investigación y Desarrollo en Transporte y Energía y la empresa Eiffage Infraestructuras (especializada en obra civil y fabricación de mezclas asfálticas). Con un presupuesto de 1,44 millones de euros, cuenta con el apoyo de la Unión Europea a través de los programas LIFE de medio ambiente.

Deja un comentario