fbpx

Asiento de neumático con respaldo de madera

Un neumático, un poco de pintura en spray, adhesivo y listones de madera. No necesitas mucho más para hacer un asiento con respaldo de madera tan bonito como este. ¿Qué te parece? ¡Ojo al paso a paso!

 

 

 

 

MATERIALES Neumático reciclado, tablero de madera, listones de madera, listón de contrachapado, barniz decorativo, pintura en spray, cola blanca, adhesivo sellador, tornillos para madera.

HERRAMIENTAS Sierra de calar, taladro, paletina, lápiz, cepillo, pistola aplicadora, flexómetro, taco de lija.

 

1. Crea la base del asiento

El primer paso para crear este puf casero es cortar la base circular de madera del asiento, que irá pegada sobre el neumático. Para hacerla, traza un círculo con un diámetro igual al del hueco del neumático en un tablero de madera y corta con la ayuda de una sierra de calar.

Para crear un círculo perfecto, puedes usar un listón a modo de compás. Atorníllalo, sin apretarlo mucho, al centro del tablero de madera y hazle un agujero a una distancia desde el centro igual al radio que quieres que tenga tu círculo. Para trazar la circunferencia, pasa un lápiz por el agujero y gira el listón sobre sí mismo.

 

2. Limpia y pinta el neumático

Limpia con cuidado la superficie del neumático con la ayuda de un cepillo, eliminando cualquier resto de suciedad que pueda tener. Acto seguido, decora la goma con un poco de pintura en spray: aplica varias capas, dejando unos minutos entre ellas. ¡Ojo! Te recomendamos que apliques antes una capa de imprimación para plásticos en spray para garantizar un mejor resultado.

 

3. Corta las piezas que recubrirán asiento

Coloca los listones de madera que quieras utilizar para decorar el asiento sobre tu superficie de trabajo, unos al lado de otros. Como los listones recubrirán el asiento, deben tener una longitud igual o mayor al diámetro de la circunferencia de madera que has cortado –y, por lo tanto, del neumático-.

Coloca la circunferencia de madera sobre los listones y, con la ayuda de un lápiz, marca su silueta. Usa esas líneas para cortar los listones con una sierra de calar, ajustando sus medidas al contorno de la circunferencia de madera.

 

4. Recubre el asiento

Cuando tengas los listones a la medida que necesitas, pégalos sobre la circunferencia de madera con un poco de cola blanca. Cuando estén todos pegados, cubriendo la superficie del asiento, deja secar y pon un poco de peso encima, asegurando la unión.

 

5. Crea el respaldo

Para hacer el respaldo del asiento, usa más listones de madera –en este caso, el respaldo está compuesto por siete listones-. Deberán ser, al menos, el doble de largos que el alto de la rueda.

Si, como en este caso, quieres que los bordes del respaldo estén redondeados, corta con una sierra de calar los listones de los extremos con forma curva. Cuando tengas todos los listones listos, fíjalos a la superficie del neumático, uno junto a otro, con la ayuda de un taladro.

Por último, para reforzar el respaldo, atornilla una tablilla de contrachapado que cubra toda su superficie, en perpendicular a los listones. Servirá para darle un poco más de estabilidad.

 

6. Barniza la madera

Aplica un poco de barniz sobre todas las partes de madera con la ayuda de una paletina. En este caso, se trata de un barniz decorativo interior que, además de proteger, cambia el color de la madera. Si quieres poner el asiento en exterior, existen barnices diseñados para proteger madera de exterior frente a los rayos del sol y el agua.

Cuando acabes de pintar, deja secar.

 

7. Pega el asiento al neumático

¡Último paso! Cuando todo esté seco, solo queda pegar la circunferencia de madera decorada con los listones sobre el neumático. Para hacerlo, usa un adhesivo potente y versátil, capaz de pegar goma sobre madera con garantías. Esto es importante, ya que se trata de una aplicación exigente que no cualquier tipo de adhesivo puede afrontar.

Cuando lo apliques, presiona con fuerza para asegurar la unión y… ¡asiento acabado!

 

¡Ya está! Como ves, este asiento casero con un neumático no es demasiado complicado. Solo tienes que tener los materiales adecuados y un poco de paciencia 😉 ¡El resultado merece la pena!

 

 

 

Deja un comentario