fbpx

¿Sabes cuánto CO2 deja de emitirse gracias a la reutilización? Así funciona la calculadora de AERESS

AERESS, la Asociación Española de Recuperadores de Economía Social y Solidaria, apuesta firmemente por la prevención de residuos gracias a la reutilización y como vía para dar oportunidades de empleo y vida digna a personas en riesgo de exclusión. Para ver el impacto que tienen  puso en marcha hace cuatro años una calculadora de emisiones que permite traducir en kilos de dióxido de carbono (y su equivalencia en árboles absorbiéndolo o coches eliminados de la vía pública) lo que se consigue mediante la reutilización de ropa, muebles, electrodomésticos y otros artículos como juguetes o libros. Hablamos con Laura Rubio, directora de AERESS, sobre  éste y otros temas.

¿Qué valoración hacen de la calculadora de emisiones que pusieron en marcha?

La calculadora de emisiones de CO2 evitado lleva activa desde el año 2013 con una gran acogida entre los ciudadanos y permite conocer los beneficios ambientales que conlleva la reutilización de artículos como textil, electrodomésticos, muebles, juguetes, etc.  Durante el año 2017 la calculadora de emisiones ha recibido más de 11.000 visitas de ciudadanos.  La herramienta diseñada por AERESS fue traducida al inglés y actualmente se utiliza a nivel europeo gracias al apoyo de la red europea RREUSE, Federación Europea de entidades sociales de reutilización y reciclaje. También ha sido utilizada por la gerencia de medioambiente de la Diputación de Barcelona para el cálculo del CO2 evitado gracias a la reutilización de los artículos depositados en los puntos limpios de la provincia de Barcelona.

¿Qué mensaje está detrás de esta herramienta?

La calculadora de emisiones de CO2 evitado quiere lanzar el mensaje de que la consecuencia directa de un mejor aprovechamiento de nuestros recursos a través de la reutilización como forma de favorecer la disminución de gases de efecto invernadero, es decir, una contribución directa a frenar el cambio climático. Además, se persigue promocionar la reutilización y el reciclaje como una medida más para la prevención de la generación de residuos y una alternativa de consumo responsable

¿Qué diferencia esta calculadora de otras que hay en el mercado?

Permite visualizar los beneficios directos sobre el cambio climático derivados de los hábitos de prevención, reutilización y reciclaje de residuos que evitan la generación de más CO2. Esta iniciativa difiere de otras comparativas y equivalencias realizadas hasta ahora, que abordan el impacto negativo que generan sobre el medio ambiente determinados hábitos de consumo de energías, transporte o alimentación en relación a sus emisiones equivalentes de dichas acciones.

¿De qué manera afecta nuestro estilo de vida en las emisiones de gases de efecto invernadero?

Es ya ampliamente conocido el impacto ambiental que los residuos urbanos generan, contribuyendo a la contaminación y al cambio climático. Se producen demasiados residuos y, sin embargo, una fracción importante de la basura que se genera puede reutilizarse. Eso es algo que, en buena medida, depende de cada ciudadano y ciudadana. De ahí la responsabilidad, individual y colectiva, a la hora de cambiar nuestros hábitos y comportamientos ambientales. Es importante romper la tendencia de crecimiento de residuos, reducir la cantidad que va a parar a los vertederos, aprovechar el valor material y energético de la basura, contaminar menos, y ahorrar materias primas.

¿Tienen datos de cuánto se ha podido evitar emitir gracias a la labor de AERESS?

Durante el año 2017 las cifras de la Red AERESS que trabajan en pro de la economía circular se han visto incrementadas. La cantidad de residuos gestionados ha alcanzado la cifra de 95.782 toneladas, de los que el 83,11% han sido valorizados (reutilización y reciclaje) por las propias entidades y el número de empleos generados durante este año ha ascendido a 1.986 (49 % empleos de inserción)

¿Hay alguna que sea mayoritaria?

Las fracciones de residuos que las entidades han gestionado en mayor proporción han sido, un año más, los residuos voluminosos (más de 31.000 toneladas) y el residuo textil, de este último se han gestionado más de 28.000 toneladas y se ha conseguido una tasa de reutilización del 50 %. La red posee en estos momentos 4.800 contenedores de ropa usada por todo el territorio donde los ciudadanos pueden depositar las prendas que ya no utilizan para que tengan una segunda oportunidad.  Aquellos residuos susceptibles de ser reutilizados pasan por el proceso de preparación para la reutilización para posteriormente ser donado a familias sin recursos o puestos de nuevo a la venta en las más de 100 tiendas solidarias que la red posee.

¿Y traducido en toneladas de CO2?

Gracias a la reutilización de residuos, las entidades han conseguido evitar emitir a la atmósfera 112.684 toneladas de CO2 lo que equivale a más de cinco millones de árboles absorbiendo dióxido de carbono en un día y el equivalente a más de 19.000 coches eliminados de la circulación durante un día. En cuanto al balance social, los datos de la red han sido muy positivos alcanzado la cifra de 14.262 personas atendidas durante el año 2017. De los empleos actuales, el 49 % se corresponde con empleos de inserción de colectivos en riesgo de exclusión, como personas inmigrantes, parados de larga duración o personas sin hogar, entre otros  Estas cifras avalan la actividad de la recuperación de residuos y consolidan a la red de entidades de AERESS como referentes en Economía Circular con factor social que trabaja en la inserción de colectivos en riesgo de exclusión social

Deja un comentario