Moda y reciclaje, más unidos que nunca en la Fashion Week Madrid

Imagen: Alfonso Díaz

Reciclaje y moda invadieron la pasarela de la 66ª convocatoria de la Fashion Week de Madrid. Neumáticos usados, botellas de plástico o madera recuperada han sido protagonistas de la gran semana de la moda de Madrid de la mano de un grupo de diseñadores que han puesto el acento en el medio ambiente con colecciones creativas e innovadoras, a base de materiales reciclados.

El objetivo es aprovechar las tecnologías disponibles en estos momentos para renovar nuestro vestuario con ropa que aúna calidad y conciencia medioambiental ¿Por qué no presumir de una falda de fibra de neumático, unos zapatos elaborados con restos de madera de poda o una camisa hecha a base de residuos encontrados en el fondo del mar si cumplen con los requisitos más exigentes de la moda actual (calidad, belleza, fantasía y seducción)?

María Lafuente fue la responsable de abrir el calendario oficial de Madrid es Moda este año con un desfile urbano marcado por el arte, la sostenibilidad y la solidaridad. La diseñadora leonesa presentó en las calles del popular barrio de La Latina su nueva colección Código Rojo 149, inspirada en el espacio natural de Doñana con predominio de colores rojos y verdes. Esta colección incluye faldas de plástico reciclado, zapatos con suela y remaches de neumático y, como principal novedad, una pulpa de celulosa procedente de bosques sostenibles convertida en fibra textil. “Es sorprendente la textura y la caída de este tejido de origen forestal que consume un tercio de energía y 60 veces menos cantidad de agua que el algodón”, señala la diseñadora ganadora del premio Dedal de Oro (los Oscar de la moda) del año 2014. Las astillas de madera utilizadas en la colección Código Rojo 149 están certificadas con el sello PFEC, que garantiza la gestión forestal sostenible y la trazabilidad de los productos de madera.

María Lafuente también fue protagonista en el stand de SIGNUS donde se expusieron zapatos, complementos y ropa de su colección Posidonia, “creada para reflexionar y demostrar hasta qué punto un neumático desgastado puede convertirse en una materia prima de incalculable valor en el mundo de la moda”, según asegura la propia autora.

Bajo el lema Recycling is the new Black, SIGNUS ha querido mostrar en la semana de la moda de la Capital de España “el gran potencial del neumático en el diseño”. Entre las marcas presentes en el expositor del sistema integrado de gestión de neumáticos fuera de uso, se pudieron encontrar Nukak, Isendra, AlleyCat, MMARTINYCA, así como Ecoalf, empresa con la que SIGNUS ha desarrollado unas chanclas recicladas a base de polvo de neumático llamadas flip flop, que han tenido una gran acogida en el mercado.

Otra iniciativa a destacar dentro del programa de la Fashion Week Madrid fue el desfile de María Clè Leal de la mano de Ecoembes, la organización medioambiental sin ánimo de lucro que promueve la economía circular a través del reciclaje de envases. La diseñadora vasca presentó Cristalinos, una colección creada en un 80 % con tejidos elaborados a partir de materiales reciclados, como botellas y envases de plástico; objetos, todos ellos, inapreciables para el ojo del consumidor, pero que están en el origen de la fabricación de estas prendas de María Clé.

Asimismo, la firma de calzado Etxaburu presentó su colección Better Than Ever. Elaborada en un 90 % a partir de materiales reciclados, se trata de una propuesta en la que la marca ha renunciado al empleo de cualquier producto animal y, por tanto, a los químicos contaminantes derivados de los procesos de curtiduría y tintado. La colección, fabricada 100 % en España y con nula huella ecológica, está confeccionada con piezas de madera recuperada desechadas de derribos y restos de poda, además de metacrilato, un plástico menos contaminante y más fácil de reciclar.

Por último, cabe resaltar el papel de las escuelas de diseño para fomentar el consumo responsable. Los estudiantes del Instituto Europeo de Diseño (IED), la Institución Artística de Enseñanza (IADE) y el Centro Superior de Diseño de Moda de Madrid (CSDMM) mostraron también sus propias creaciones con materiales reciclados. Estos diseños son fruto de un proyecto de investigación e innovación de Ecoembes para que los futuros diseñadores sean conscientes de la versatilidad que ofrecen los tejidos elaborados a partir de material reciclado.

Por su parte, Toni Enríquez, ganador de la primera Beca de Jóvenes Creadores 2013-2014 de la Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología (ESNE), estuvo presente en la Semana de la Moda con una colección que homenajea a las familias castigadas por la crisis europea. Negros y grises contrastan con amarillos como símbolo de luz, de esperanza, en creaciones a base de ropa de segunda mano.

Deja un comentario