fbpx

Objetivos de Desarrollo Sostenible, qué son y para qué sirven

Es muy posible que no sepas qué son los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) o la Agenda 2030 de Naciones Unidas, a pesar de que persiguen la mejora de nuestra vida cotidiana y la lucha contra la pobreza o contra los daños al medio ambiente en todo el planeta. Por ello resulta esencial conocerlos, para que entre todos podamos lograrlos.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) aprobados en 2015 por Naciones Unidas, plantean una hoja de ruta, la Agenda 2030, para que todos los países del mundo trabajen por un desarrollo humano en clave de sostenibilidad. Por primera vez este organismo internacional reconoce en este tipo de iniciativas la necesidad de colocar al mismo nivel desarrollo y medio ambiente. Hasta ahora, se habían seguido caminos paralelos pero diferentes. La Agenda 2030 ha unido ambas: el desarrollo humano solo puede ser sostenible o, dicho de otro modo, un modelo de crecimiento económico insostenible, planteado para ser infinito como el actual, no es posible en un planeta finito.

17 ODS con 169 metas a conseguir antes de  2030

Los responsables de Naciones Unidas plantean en concreto 17 ODS con 169 metas asociadas a ellos, con el 2030 como referente temporal para cumplirlos. Entre estos Objetivos se puede encontrar erradicar la pobreza y el hambre, garantizar una vida y una alimentación saludable, promoviendo la agricultura sostenible, lograr la igualdad entre países y personas y una educación de calidad para todos, fomentar que el crecimiento económico, el empleo y el sistema de producción y de consumo sean responsables y justos, conseguir un acceso sostenible del agua y del saneamiento para todos, asegurar el acceso a energías sostenibles, tomar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos, conservar y utilizar de forma sostenible los ecosistemas terrestres y marinos, etcétera.

Los ODS continúan en la práctica los fallidos Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), aprobados en 2000 con la meta fijada en 2015 para terminar con el hambre y la pobreza extrema en el mundo. En esta ocasión se fijan unos objetivos en clave de sostenibilidad que alcancen a toda la población mundial, y no solo a un porcentaje como en la vez anterior, cuando se hablaba de “disminuir el 50% de personas que viven en la pobreza extrema”.

Los ODS, grandes desconocidos

A pesar de su importancia para el bienestar humano y el medio ambiente, si preguntamos a la gente de la calle por los ODS o la Agenda 2030 de Naciones Unidas, una gran mayoría no sabrá qué son e incluso ni siquiera le sonarán. Así lo reconocen diversos expertos y organizaciones relacionadas con el desarrollo, la sostenibilidad y el medio ambiente.

“La población no los conoce, y es uno de los grandes retos. Tenemos que demostrar que nos afecta a todos en nuestra vida cotidiana, cuando nos vestimos, nos alimentamos, viajamos, etc., a nosotros y a otros países”, asegura Enrique Segovia, director de conservación de WWF España. Para darlos a conocer, esta ONG, junto al comité español de UNICEF y Oxfam Intermón publicaban el año pasado el informe “Agenda 2030: una oportunidad para las personas y el planeta”.

España suspende, de momento

Una de las explicaciones de este desconocimiento entre la población es que los propios países no están poniendo todos los recursos necesarios para llevarlos a la práctica. Hace unos meses, la Red de Soluciones para un Desarrollo Sostenible (SDSN en sus siglas en inglés) de Naciones Unidas publicaba el Índice ODS 2018, que dejaba en evidencia los tímidos avances, cuando no el estancamiento, de los países en esta tarea. Sus responsables señalaban que España no aprueba ninguno de los 17 ODS y se sitúa en el puesto 25 de los 193 de la comunidad internacional. No obstante, la creación en junio de 2018 del Alto Comisionado para la Agenda 2030, con Cristina Gallach a la cabeza, representa una buena señal del interés del Gobierno por implementar los ODS en nuestro país. Puedes leer más sobre esta iniciativa aquí

Para Arantza Acha, directora del Centro UNESCO del País Vasco, Unesco Etxea, “el medioambiente, la lucha contra la desigualdades, la acogida de los refugiados, etc., cualquier noticia que vemos a diario están en la Agenda. Cada vez se habla más de ODS y de adherirse, pero no se ponen como una prioridad. Es lo primero que habría que hacer, porque cuando se pone algo como prioritario, se encuentran las herramientas para conseguirlo. Si no se quedará en lo políticamente correcto”.

Sí hemos conseguido mejoras

Que las metas se encuentren lejanas no debe hacernos caer en el desánimo, y con ello en la inacción. Cuando se ponen los medios necesarios, se consiguen resultados. Por ejemplo, en los últimos 25 años, 2.100 millones de personas han obtenido acceso a instalaciones sanitarias mejoradas. En la actualidad, más del 90% de la población mundial dispone de este bien básico, si bien todavía 663 millones de personas (datos de 2015) beben de fuentes “no mejoradas”, según datos del Banco Mundial. Los ODS deben ser un acicate que nos impulse a todos, no solo a las instituciones, las empresas o las ONG, sino a toda la ciudadanía, para que logremos un cambio de estilo de vida centrado en la dignidad humana y la protección del planeta.

One Comments

  • Pedro nel Peña Soler 16 febrero, 2019 Reply

    Merkas+ tiene la solución y aplica directa e indirectamente a los 17 ODS

Deja un comentario